Pa’ saber de Verdiales, el día 17 de junio

Aunque estoy de vacaciones en Tarragona: en casa de mi hermano hay de todo para continuar publicando en los blogs: ¡¡¡De todo!!!

Bueno, no: me falta mi versión del Adobe Profesional que me permite entresacar páginas de un pdf, convertirlas en jpg y subirlas al blog. Así que hasta que no vuelva a los madriles, no os puedo ofrecer unas páginas elegidas del libro que José Manuel Molina Gámez ha escrito -y medio publicado- sobre la Fiesta de Verdiales.

Como he visto que las entradas para la segunda sesión -y el resto de las sesiones- del ciclo de Poesía y Flamenco en el Auditorio de la Diputación están agotadas, pues… los flamencos despistados y sin entrada, se deberían dar una vuelta por el Rectorado de la Universidad, y aprender un poco sobre los verdiales -fandango malagueño y campesino, mucho más antiguo y “popular-del-pueblo” que el flamenco.

Así que sólo voy a contaros que este imprescindible libro sobre la Fiesta de Verdiales, se presentará el próximo jueves, día 17 de junio, a las 20 horas en algún sitio del edificio del Rectorado de la Universidad de Málaga, Avenida de Cervantes, nº 2.

Pepe es un violinero excepcional, un enamorado de la Fiesta y un investigador infatigable y muy divertido de leer. Después de aprender el “oficio” de la guitarra y salir de fiesta con su primo Adolfo Romero -el rey azteca del laúd- y su Panda de Comares, animado por éste último, creó su propia panda de… Montes: Santo Pitar -monte que está a caballo entre la zona de Comares y la de Montes. El violín lo aprendió… mirando.

De la creación de esta Panda nos contaba Pepe Molina en su ficha:

En 1982, con el apoyo expreso de Adolfo [Romero Molina], creamos un grupo de muchachos de la barriada del Palo la panda Santo Pitar, de la que fuí y soy violinero. En ella dí el salto a la modalidad de Montes que era la que practicaba mi padre y que también me gustaba mucho.

Os dejo con unas cuantas “luchas” de la grabación que Pepe Molina y la Panda de Santo Pitar sacaron a los dos años de la creación de la panda.

http://www.goear.com/files/externalpl.swf?file=bdf1962

http://www.goear.com/files/externalpl.swf?file=0d68163

Arroyo Gálica y Antonio El Marsellés

Los jóvenes y un veterano. Ellos/as aprendices verdialeros, él -Antonio El Marsellés- un veterano cantaor que se las sabe todas: hasta los cantes de El Chaqueta.

Mi primera noche en Málaga y en la Peña Juan Breva se ha cobrado mi primera resaca y un ratito -bien largo- la mar de bueno: primero con los jóvenes de la Panda Arroyo Gálica, con cameos de algunos miembros del Santo Pitar -Sergio Cuesta y Paco Cruzado-, y luego con los flamencos “jartibles” que cerraron la Peña: Antonio El Marsellés, Magdalena y su marido, y otros amigos del cantaor. Yo salí de allí a las 2 y media, ellos no lo sé.

Sergio Cuesta fue invitado al escenario, y fue pasando por todos los instrumentos: guitarra, voz, pandero, platillos -Pepe Luque me llamó al orden por llamarlos “chinchines”- y hasta el violín. Menos la vara del alcalde, empuñó todos los instrumentos.

Antes de los flamencos, había estado echando una charleta con Pepe Molina -violín de Santo Pitar- y el sobrino de El Rubio de las Casillas, Paco Cruzado, a los que me presenté yo sola, pues el cantecico que se había echado el Rubio me gustó muchísimo. También Víctor Luque se echó su coplilla de verdiales, bien cantada y poderosa, y también estuve hablando con él del ritual verdialero y del misterioso “Red V.”

Cuando los jóvenes se retiraron, me quedé en la parte de arriba con los flamencos que encontré haciendo compás con los nudillos en el barrilón que hacía de mesa. Allí descubrí a un personaje inenarrable, que como ya os he dicho, se las sabe todas y las sabe cantar con un salero y una gracia gitanos inmensos, que me dejó clavada en el sitio: Antonio El Marsellés.

Lo de anoche fue algo así, aunque sin guitarra y con un solo cantaor, el que abre el vídeo con camisa negra.