Flamenco en el Papel, y en el Ciberespacio

Esta entrada es demasiado ambiciosa, y yo no demasiado habilidosa; pero en fin…, lo tengo que intentar. Hoy quiero contaros algunas de las cosas buenas que se encuentran en el papel, y alguna curiosidad que se encuentra en el Ciberespacio.

No me gusta reconocerlo, pero soy muy lenta y perezosa en mis lecturas, y no porque no me apetezca leer, sino porque me paso el día entero escuchando música y radio.

Lo poco que leo, lo degusto como si se tratara de un vino delicioso y añejo: a sorbitos pequeños, y encima, releyendo lo ya leído porque no quiero que se me acabe. Pero es que además, llevo “cara’lante” varios libros a la vez, y cojo uno u otro, según el estado de ánimo, por lo que terminar un libro me cuesta a veces un año.

Dos de esos libros que estoy saboreando aparecen aquí:


Este libro de Blas Infante me parece una tesoro escondido que casi nadie conoce y que yo descubrí…, en las estanterías de mi biblioteca.

Si me gusta tanto, es por su humildad, su gran dedicación y su falta de ambición intelectual -con la que coincido plenamente-; eso es lo que hace que la figura de Blas Infante me resulte tan querible: otro aficionado que quiere resolver el enigma de su propio enamoramiento de este arte andaluz, tan misterioso, sin pretender castigar y convencer a los demás con “verdades” inconmovibles, sino con razones -buscadas concienzudamente en la bibliografía y discografía de su época- para sus intuiciones.

Me cautivan los escritos que, ya en su primera página, van al grano y, sin enrollarse ni deslumbrar con parlamentos eruditos y dificultades abordadas, te plantean el objeto del libro. Así empieza el libro de Blas Infante:

“Este libro es el resultado de una investigación que hube de desarrollar… con el objeto de satisfacer mi propia curiosidad ante el enigma que vine a plantearme hace tiempo, sobre todo cuando alcancé a proponérmelo en estos términos, precisos o próximos: ¿Por qué la música de las canciones andaluzas, denominadas flamencas o jondas, hasta bien entrado el Renacimiento era lírica (equivalente a coral) y ahora es dramática o huraña a la socialización que supone la polifonía?

Claro es que a mi pereza mental le hubiera contentado el que mi curiosidad se diera por satisfecha con las explicaciones imaginativas o subjetivistas, mediante las cuales se acostumbra a resolver… esta clase de cuestiones…  Estos intérpretes llegan a expresar sus juicios en arbitrarias hipótesis o presunciones, las cuales se ofrecen casi con espontaneidad e inmediatez del juicio estético consiguiente a la contemplación de las obras de arte…”

Y allá que va mi héroe, y empeña su tiempo y dinero, en satisfacer su curiosidad, y desmontar poco a poco esas explicaciones arbitrarias, imaginativas, subjetivistas…, y yo digo que extravagantes, en los tiempos de antes de la Guerra Civil y con los limitados recursos de entonces. ¿No es admirable?
————————————————————-

El otro libro, recientemente adquirido, es otra delicia: un vino de sabor afrutado y deslumbrante color -yo bebo también con los ojos.
Reflexiones de un joven filósofo sobre la experiencia de lo flamenco, en la forma del siglo XXI y al estilo de los blogs: capítulos cortos, seductoramente ilustrados, sin disquisiciones embarulladas y otra cosa que yo aprecio mucho: sin el tópico anecdotario de la pseudohistoria flamenca oral.
No os puedo citar alguno de los hallazgos de este libro porque no lo tengo delante, y porque todavía no he leído lo suficiente: igual elijo una cosa y luego, más adelante, me encuentro algo mucho mejor.
Aún así, lo recomiendo sin ningún tipo de reserva.
——————————————————

Por último, en el Ciberespacio también se encuentran cositas interesantes: este documental de Canal Sur, que no sé cuánto tiempo estará disponible en la Web.

Atención a las explicaciones del poeta, José Luis Ortíz Nuevo, que aquí viene etiquetado como “Historiador y cómico flamenco”. No tiene desperdicio. Aquí tenéis al, para mí, mejor teórico de los últimos tiempos, digno sucesor de su paisano Blas Infante.

Disfrutad de este flamenco de papel.

La Triniá atrevida.
Anuncios

2 pensamientos en “Flamenco en el Papel, y en el Ciberespacio

  1. Porverita, desde luego que son atractivos estos libros y además nos fiamos de ti, pero no nos dices nada de dónde poder adquirirlos, sobre todo la joyita de Blas Infante que supongo será difícil si no imposible. Me interesan mucho. Gracias. Un abrazo

  2. El de Juan se puede comprar en el Flamenco Vive, y el de Blas Infante… no.El libro de Blas Infante está muy agotado, pero yo te puedo pasar una copia digital -pdf- que tendrás que leer en el ordenador: es una lectura curiosa y sentida, pero no es divertida.Triniá

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s