JB: La bailaora Carmen Juan

Carmen Juan. Sevilla. Bailaora flamenca. Malagueña por convicción.

De Carmen Juan sabía que era una magnífica bailaora flamenca por lo que yo había escuchado en boca de otros -con buen criterio y mejor gusto. Eran amigos míos o suyos, y sus opiniones valían mucho para mí.
Ahora, yo también estoy en disposición de decirlo y lo digo, con pleno conocimiento de causa, después de empaparme de su baile en los vídeos que, amablemente, me ha permitido utilizar.
Lo he subido todo a YouTube, allí lo podéis encontrar: alegrías, bamberas, cantes del Piyayo y tangos, baile con orquesta y un exitoso garrotín.
Os voy a poner tres de ellos, de épocas diferentes; el resto lo podéis ver en internet.

Discípula de Realito, Antonio Caballo y Matilde Coral, ya con 14 años bailaba profesionalmente, participando en multitud de galas en Sevilla y Málaga.

Más tarde, no le faltaba nunca trabajo, pues pasó a actuar en prestigiosos tablaos por toda España: el Patio Andaluz, en Sevilla, cuando éste estaba en la Alameda de Hércules; en El Colmao de Valencia; en Los Tarantos de Barcelona; En La Cochera, en donde trabajó con el bailaor Farruquito (hijo de Farruco).

Los Gallos de Sevilla era como su casa, a la que regresaba continuamente, y en la que actuaba cada vez que volvía a Sevilla de sus salidas al resto de España o de sus estancias en el extranjero.

(Esta es una actuación grabada en El Biznaguero (Málaga). Carmen baila unas alegrías. Le acompañan a la guitarra, Juan el Africano y al cante, el hijo de este: El Chino. La continuación está en YouTube)

Se ha movido y ha paseado su baile majestuoso de sevillana juncal, por toda España y por gran parte del extranjero. Ha actuado en numerosas ocasiones en los Festivales en España, que organizaba el Ministerio de Información y Turismo.

También ha trabajado ampliamente en el extranjero: Holanda, Italia, Francia…, con estancias prolongadas en Japón (1979-1980) y en América: México, Colombia… Carmen recuerda haber cumplido los 18 años, actuando en la Base americana de Guantánamo (Cuba).

Cuando no estaba de gira, se movía entre Málaga y Sevilla, alternando su trabajo en diversos tablaos: La Taberna Gitana de Málaga, Los Gallos de Sevilla y El Jaleo de Torremolinos.

Ha llegado a actuar en el Palacio de Miravent, en una fiesta privada que el Rey de España ofreció a Hussein de Jordania. A Carmen la llamaban, para actuar en la Alcazaba, siempre que había que ofrecer una recepción a las personalidades que visitaban Málaga.

Entre sus galardones destaca el premio La Argentinita, en el Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba, en 1977, y un premio a la mejor bailaora del año, que le fue otorgado en Méjico, durante su estancia en América en 1971-72.

Desde 1974, reside en Málaga, donde estuvo conciliando, hasta su retirada, los recitales de baile con la enseñanza en su academia de Torremolinos. Durante un par de años simultaneó la docencia, con sus actuaciones en El Tívoli y El Jaleo. ¡Toda una trabajadora del baile flamenco!

(En este vídeo, Carmen baila el garrotín, con un arte y un manejo del sobrero, que no se ha visto nunca antes…, ni después. Le acompañan, Juani Santiago a la guitarra y José Soleá al cante. Forma parte de un programa piloto de televisión que no llegó a publicarse.)

Finalmente dejó de bailar para dedicarse de lleno a la enseñanza, descubriendo otro de sus grandes talentos: formar a profesionales y a otros formadores, a los que ayudaba a montar sus espectáculos.

Entre sus discípulas se encuentra Luisa Palicio, quien junto a sus maestras, Carmen Juan y Milagros Mengíbar, conforman una escuela sevillana de baile de mujer de “cintura para arriba” muy reconocible y con un sello personal especial que identifica a las tres bailaoras.
Especialmente emocionante para Carmen, fue su actuación en el restaurado Teatro Cervantes junto a la Orquesta “Ciudad de Málaga”, en el Concierto de Fin de Año, cuando ya llevaba 10 años retirada. ¡Había trabajado tantísimas veces en el antiguo teatro! Cuando fue invitada junto a su marido a la inauguración del remozado nuevo teatro, recordó todos sus años de baile flamenco en ese lugar con la nostalgia de algo que sentía no se volvería a repetir…
Pues bien, Carmen Juan bailó así de bien, en su Teatro Cervantes, cuando ya llevaba diez años retirada. La dirección de orquesta era de Odón Alonso, el piano que acompaña el baile de Carmen, es el de Francisco Gálvez:

Nuestra bailaora, Carmen Juan, aunque hija de portugués y nacida en Sevilla, es una de las malagueñas más cabales que atesora esa ciudad, y juanbrevista de las últimas hornadas.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s