Semana de experimentos musicales

Esta semana de actividades musicales ha sido de locura.

De locura podría calificarse la variopinta oferta madrileña a la que me he apuntado.

El viernes, día 5 de junio, en el Auditorio Nacional, cuentacuentos, música y danzas Fang (Guinea). Me gustó mucho y me encandiló, como si fuera una chiquilla negra, la cuentacuentos y su historia de madres, gorilas y humanas, haciendo frente a las guerras de los “machos”, cantada en Fang y trasladada al castellano por esta “abuela” negra del siglo XXI.

El lunes, día 8 de junio, una fusión “imposible” en el Teatro Calderón: Mozart y el flamenco, con el piano de Miriam Méndez. La sonorización del espectáculo fue un dolor -para mis oídos-: guitarras y voces flamencas tan amplificadas que dolía intentar colocarlas en su sitio para… escuchar la música de los “clásicos”. Por no oírse, no se oía ni el piano de la sevillana protagonista. No me reencontré ni con Mozart, ni con la música flamenca.

El martes, día 9 de junio, el experimento más “curioso“: la fusión de instrumentos barrocos antiguos, con sonidos electroacústicos pregrabados. Un programa del Auditorio de Música, llamado “A un lado y al otro del Atlántico“, pues las seis composiciones y compositores se repartían entre España y Latinoamérica, e interpretado por el grupo La Folía. Yo no entiendo nada de nada de la música contemporánea, pero me gustó ver semejante mezcla… en directo, y con los propios compositores presentando y presenciando sus obras. Quiero destacar la magnífica voz de la soprano de Santurce, Celia Alcedo, cantando, recitando y tarareando “contra” la música electrónica. Interesante.

Y por fin, lo “mejor“, la visita al Teatro Lara, el miércoles 10 de junio, al descubrimiento de un grupo de mujeres músicas, amantes del flamenco: Las Migas. No me extiendo con ellas porque oiréis hablar mucho de este grupo. Ya sabía que no iba a ser flamenco tradicional y no lo esperaba; han asumido muy bien que su amor por el flamenco -que es lo que las ha unido- no podía llevarles a buen puerto, intentando realizar un cante jondo mimético; aflamencan, componen y cantan canciones, boleros y letras de otros -muchas canciones de Lorca-, y llenan el escenario de simpatía, buena música y buenas canciones. Aquí destaco a la violinista: Lisa Bause, música total y virtuosa del violín, que es la que da el tono global y “gitanesco” de la agrupación aunque sea rubia y alemana.

Hoy jueves voy a descansar. Ya no hay más experimentos.

Por cierto, ¿dónde están los hombres “experimentadores”?
Anuncios

12 pensamientos en “Semana de experimentos musicales

  1. Yo también estuve en ese concierto de Miriam Méndez, y al parecer estuvimos en conciertos diferentes.Para mí fue lasexperiencia más grande que he tenido en mi vida. Los olés de los flamencos presentes en el público, desde los chunguitos , los camelas, los Maya y un largo etc, no paraban . El público entre ellos yo, enfervorizado, con la electricidad, la flamenquería y el Mozart presente desde primera hora. ¿De verdad estuviste alli?, o eres de los que critican lo nuevo por que sí.

  2. Pues da la casualidad de que yo también estuve el lunes en el Calderón viendo a Miriam Méndez. Todavía estoy emocionado. El público alli presente vibrábamos con ella y con su música. Miriam es simplemente un genio y ya está, y solo ella puede hacer un trabajo así. Su primer trabajo de Bach me fascinó pero verla tocar en directo es una experiencia de otro mundo.Estoy contigo Paco, el que escribe el blog ni siquiera estuvo, ¿De qué guitarras habla? ¿si no había?. Ves.Me da rabía estas cosas de que se critique un trabajo sin haberlo escuchado siquiera en fin.. En esta España no falta nunca personajes de este estilo que escriben desde el desconocimiento, intentando tirar por tierra a nuestros talentos mas grandes, y cualquier cosa nueva. Así vamos a avanzar pronto. Probablemente detrás de estas cosas y estos comentarios haya un artista o en este caso, un pianista mediocre y frustrado.Olee Miriam!, sigue así siempre regalando tu arte como lo hiciste el lunes y no cambies nunca

  3. De mi crítica de lo nuevo: sin comentarios.De Miriam Méndez, estoy segura que no os gusta tanto como a mí, pero el lunes y en el Teatro Calderón, SONÓ FATAL, y creo que a los buenos artistas se les hace un flaco favor alabando actuaciones mal sonorizadas.La puesta en escena y la presentación, una cursilería.Y sí, estuve allí ese lunes, hasta… el descanso, en que decidí que era mejor irme a mi casa a escuchar su primer disco.Es fácil sacar entusiasmo de un teatro lleno por “invitación”, de amigos e invitados con los fondos del sello Autor y de la SGAE.Para completar las butacas rellenaron el teatro de jóvenes y jovencitas, provistos de claveles para que, llegado el momento los acabaran lanzando al escenario. Eso se llama “clac”.Creo que es lo peor que podía pasarle a Miriam, y yo le recomendaría que hablara con las chicas de Las Migas y con su técnico de sonido. ¡Una joya!

  4. Porverita, yo tiraba claveles y a mi nadie me los dió, los compré yo.Vamos que quieres decir que estábamos todos pagados, y que lo que formó Miriam allí es mentira.De verdad te lo digo, pero es patético lo que estás diciendo. Mejor cierra ya el temita porque se te está viendo cada vez más el plumero.No creo que te guste tanto ella si no, no estarías hablando exclusivamente de lo que te pareció mal, hablarías también de lo positivo, y mira como no lo haces!.En ese concierto pasaron muchas cosas, y por lo pronto ver a una Señora tocando el piano como no existe, y transmitiendo emociones que yo, no había tenido nunca con otro artista.Fui una vez a un concierto de Paco de Lucia, que estuvo mal sonorizado ¿¿¿¿y qué???,¿ eso es lo único que se puede sacar de un concierto de Paco¿?, anda ya hombreee!!.Paco y Miriam están por encima de las sonorizaciones y por supuesto de ti y de mi.Le duela a quien le duela Miriam es una de las mejores pianistas del mundo y encima caló, que jode más.La envidia es malaaaaa y el libre pensamiento también pero que no se te vea tanto Porvenir que es demasiado escandaloso.

  5. Oleeee mi prima Miriam!!ke razon llevas Juan la envidia es malaaaaa, ole tu también.No pude estar en ese concierto pero un primo mio si estuvo. No me dijo nada del sonido. Solo me que fue un escandalo y que flipó. Suponiendo que si fuera verdad lo del sonido Mirian está por encima de eso.POrverita acuestate ya hija y descansaa jajajaja. Que te va a dar algo!!Oleee ese arte gitano de verdad Mirian!

  6. !si es tu experiecia !más grande!, majo, como será la “más pequeña”!.Primero hay que aprendere a leer, aceptar las críticas honestas y sinceras antes de cerrar filas al más puro estilo nazi-estalinista.Yo no estuve allí pero por lo leído en el blog, no veo ni “envidia”, ni nada de nada contra la artista, muy al contrario.Pero por vuestros comentarios de defensa de lo que nadie ataca solo aprecio amiguismo, servilismo cerril y “no morder la mano” de quien te regala una entrada.Flaco favor le hacéis a vuestra querida y admirada artista si no sabéis apreciar una crítica constructiva.Uno empieza negano el ejercicio sano de la crítica musical a amigos y conocidos, y termina lamiendo el orto al gran timonel de turno, se llame King Son II o la madre que lo parió.!joder que tropa de pelotas y aduladores!!porverita no se puede hablar a tondas ni a locas, como dijo aquel!!Me fío mucho más del criterio independiente de quien paga su entrada como Porverita, que de amigos, conocidos, allegados, arrimados, y tal vez ni siquiera a la gran artista, si no a los organizadores del evento, productores o quien sabe que otro vínculo os mueve a cerrar filas cual guardia mora franquista a la mas leve mención!¿Lo más grande? !No te queda na que ver entonces machote!!!otoski

  7. Pero es que nadie respeta las opiniones ajenas? tan respetable es la de Porverita como otra en contra, lo que no se puede hacer es caer en el insulto cuando se lee algo que no nos gusta…que además, está argumentado. Es absolutamente normal que dos personas que asiten a un mismo espectáculo tengan ideas diferentes, se llama gusto. Menos insultar y más respeto. Ah! otra cosa, lo nuevo, solo por ser nuevo no significa que sea bueno ¿eh? no nos confundamos, igual que no todo lo antiguo es bueno. Hay que tener criterio. Porverita, que esto no te desanime, y sigue contándonos tus experiencias flamencas.Lourdes Gálvez

  8. Bueno, haya paz. La música está para unir y disfrutar ya está.Cada uno que opine lo que quiera, yo he dado mi visión y ya está, porque realmente me fascinó lo que vi.Efectivamente no hace falta llegar a la descalificación.Un saludo.Juan.

  9. Para Juan,Entiendo tu fascinación porque yo la sentí la primera vez que vi a Miriam Méndez en un sitio fantástico: la Sala Falla de la SGAE cuando sacó su primer disco.Miriam hizo un concierto memorable. A los pocos días compré el disco, que aunque me gustó me decepcionó porque no tenía la fuerza que había visto en su directo.Se la recomendé a todos mis amigos, y estaba esperando que volviera a Madrid para volver a verla. Esa oportunidad tan esperada llego ese lunes. El viernes anterior “compré” mi entrada en el Teatro. Creo que fuimos media docena de personas las que compramos la entrada.Entenderás mi frustración cuando me encontré con un sonido, llamemos mediocre, y sin poder escuchar a gusto el piano.¿Te gustó la cantante de ópera y su mano a mano con el cantaor con que comenzó el espectáculo?La Porverita

  10. Hola Porverita, Según me informé, porque a mí me sucedió lo mismo que a ti, compré la entrada y me fui con dos amigas más; el comienzo del espectaculo con la soprano, era la caida del espíritu de Mozart en Andalucia. Era la misma cabeza de Mozart escuchando en su interior el Martinete y su ópera al mismo tiempo!.La idea me parece fascinante, y la composición de Mendez realmente genial. Por supuesto que al principio la voz del cantaor estaba demasiado alta, se lo comía todo, después rectificó el ingeniero de sonido.La soprano es la misma que la del disco, buenísima me parecio. Me he informado se llama Alina Zaplatina, tiene una carrera importante dentro de la lírica. También creo Porverita, que yo estaba sentado en un sitio privilegiado, en todo el centro de platea. De verdad te digo, que el sonido, después de la rectificación del pricipio con el cantaor, no me pareció tan malo y yo si puede disfrutar mucho.Una vez en casa, escuchando el disco que me lo compré, está claro que hubieron, sobretodo al principio descompensación en el sonido, pero los directos son así, creo yo, esa es su magia. A veces falta de una cosa o sobra de otra pero la emoción es lo que importa, y eso es lo que diferencia a un gran artista del mediocre.Para mi Porverita, que soy un gran aficionado al flamenco, al piano y a la música clásica, Miriam es un crack. Solo ver a esa mujer sentarse al piano y tocar de esa manera ya me resulta una experiencia.En resumen, creo que ese día era como una presentación de su trabajo discográfico, y yo he juzgado el nuevo trabajo, y a la artista y aunque parezca pesado, me fascina. Qué hago?? no puedo decir otra cosa, por eso la apoyo tanto. Un saludo.

  11. Hola Juan,Me parece muy bien que defiendas lo que te gusta, como ahora, con argumentos y no con descalificaciones de los que no piensan como tú.Yo sentí los mismos impulsos cuando descubrí a Miriam, por primera vez en su concierto, corto y acústico, en la Sala Falla de la SGAE, en la presentación de su primer disco.¿Has escuchado ese primer disco de Miriam, “Bach por flamenco”? Yo todavía no he escuchado el segundo, salvo lo visto en el Teatro Calderón.Sinceramente, no confío en que sea superior el de Mozart, al de Bach. Miriam, dicho por ella misma, es y ha sido especialista en Bach, mientras que lo de Mozart fue un encargo de no sé qué festival.A mí también me gusta el flamenco y la ual.música clásica -sobre todo la barroca- y si te gusta el piano flamenco, estate atento porque voy a abrir una serie con los intérpretes y las obras de piano flamenco que más me gustan… a mí.Salud, y bienvenido a la razón, aunque no sintamos igual.

  12. Porverita, el segundo es mejor que el primero, yo también soy un fan del Bach , pero este, casi me atrevo a decir que me gusta más . Esta mujer es especialista no solo en barroco, sino en todo el repertorio clásico e incluso contemporáneo.El caso de Miriam dentro del mundo flamenco es algo raro. Si eres aficionada al piano mira el nivel que tiene. Ha estudiado con Pollini, con Berman, yo que sé.., ha dado conciertos por el mundo desde pequeña… etc.Al margen como bien sabrás, es sobrina-nieta de la PAQUERA, nada mas y nada menos!. Su madre es pìanista de clásica, menudo mezcla!.Insólita pero cierta.En fin, a mi también me molestó que argumentaras que la gente estaba manipulada por la productora o yo que sé. Y sobretodo juzgar el trabajo de un artista por el sonido. Escucha el disco porque yo lo encuentro igual de honesto que el otro. Te aseguro Porverita, que lo que tiene que luchar una mujer artista es superior a la lucha de un hombre, y te lo digo yo como varón y como compositor que fui durante una época de mi vida…, (ya te contaré si se tercia algún día). Sé que Miriam, durante años firmaba sus trabajos de composición con seudónimos, ¿no te parece fuerte?, para que la gente no la juzgaran , por su sexo ni por su raza, En fin soy de los que luchan contra el machismo porque adoro a la mujer, ojalá las mujeres entre vosotras luchéis juntas. Seguro que tu eres de las que luchan.Bueno, salud y hasta pronto. Yo también te pasaré cosas que me gustan del piano, ¿vale?.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s