Mis veleidades malagueñas

Estoy de lo más “veleta”: he aparcado al francés Barón de Davillier -en la estantería- y he empezado un nuevo romance con un inglés: Richard Ford y su “Manual para viajeros por Andalucía y lectores en casa” (1845). Eso es lo que soy yo: una viajera de salón.

También he aparcado -momentáneamente- la novela, para coger la poesía… de Emilio Prados y sus primeros libros de poemas. Este nuevo estado de ánimo me llega siempre a mediados de agosto, cuando empiezo a vislumbrar el final del verano; y también porque se acerca la noche de las lágrimas de San Lorenzo, y me acuerdo de un amor que tuve una vez…

¿Por qué me gustará tanto este poeta malagueño? Seguramente porque no es nada barroco ni complicado, y porque sus imágenes son tan plásticas y tan surrealistas que no cabe buscar significados profundos y ocultos. Me limito a sentir sus insólitas reuniones de palabras, y no a pensarlas o descifrarlas. Me vais a permitir que os ponga algún fragmento de lo que me tiene tan atrapada: lo leo una y otra vez, y es como la música; suena diferente cada vez.

Noche
rosa negra
con estambres
de estrellas

Noche,
tintero de poetas.

Noche,
parra embrujada.

[…]

Noche,
libro sin hojas.

Noche,
diván de leyendas.

Noche,
estanque de mil ranas.

Noche,
abanico de ruedas.

Noche,
catedral sin campanas.

[…]

Noche,
del día aldaba.

Noche,
borrón del tiempo.

Noche,
remanso de las lágrimas.

[…]

Quiero entrar en tu huerto,
noche,
adormece a tus guardas,
apaga la linterna de la luna,
encierra tus arañas
y dile al búho que me guíe
por tu espesa enramada.

Noche,
puente de espectros.

Noche,
jaula de luceros.

Noche,
dalia marchita.

Noche,
esposa del desierto…

Otro poema:

CALMA

Cielo gris.
Suelo rojo.
De un olivo a otro
vuela el tordo.

En la tarde hay un sapo
de ceniza y oro.

Suelo gris.
Cielo rojo…

–Quedó la luna enredada
en el olivar.
Quedó la luna olvidada–

Y por último, lo que voy a tomar como divisa para La Porverita:

“Si yo supiera hacer malla,
sólo haría,
red y hamaca”

Salud de la Veleta madrileña, y esta noche a mirar… al cielo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s