For V. Recordando the good-bad old days

Mañana, día 22 -los dos patitos-, es el “cumple” de mi amigo Vidal.

Vidal es otra de esas “beatrices” -junto con Vicky, Tito y otros amigos- que me condujeron por el paraiso-infierno del descubrimiento musical.

No os puedo relatar la cantidad de grupos de rock -todos buenísimos- que descubrí, gracias a él: Byrds y Kinks, Seeds o Remains, Standells o Stooges, Chesterfield Kings, Lyres, Cynics, Jayhawks, Matthew Sweet, Wilko…

Compartimos muchos sudores en las “refriegas” del Agapo, Rock Club, Sala Yastá, Revolver o Malandro.

Lo conocí en el instituto, y aunque estábamos en diferentes lados de la mesa, tuvimos nuestra temporada de compartir y descubrir toda la música. Después de un tiempo de separación, nos hemos vuelto a juntar en tareas… biblioteconómicas.

Ahora, soy yo la que lo quiere convertir al flamenco. De momento, voy a ver si entra en este mundo, como entré yo: bailando por verdiales.

¡Málaga! ¡Prepárase en dicembre! Qué van pa’lla los “mods” -¿o éramos rockers?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s