Málaga y Cuba en el mismo mar

Podrá parece snob y elitista, pero la música hay que escucharla en un club.

Salvo la música sinfónica y la ópera, claro está, que no caben en la Sala Clamores. Yo siempre he lamentado no haber podido escuchar a Bruce Springsteen en los clubs de Nueva Jersey, cuando comenzaba su carrera de cantautor roquero. Lo de los estadios, es otra cosa diferente a la Música, con mayúscula.

El flamenco y lo de anoche -se le ponga la etiqueta que se le ponga- sólo se puede disfrutar completamente estando cerca de los músicos y de los artistas. Estoy hablando de la actuación de Un Gato en la Luna en la Sala Clamores.

Fue una noche de disfrute total con instrumentistas virtuosos haciendo una mezclita muy sabrosa de rumba, bulerías, cantes del Piyayo y baladas metidas en la atmósfera del jazz más festero, con unas palmas, un compás, y unos coros… qué ¡¡¡válgame Undebei del cielo!!! Yo, como soy algo limitada, me quedé fija en “los vientos” -flauta o saxo” de Toni Bárbara, y me dediqué a seguirlo como sigo a veces a un sólo bailaor de una compañía de baile; bueno, de vez en cuando, me entretenía un poquito con las evoluciones del bajo, Mariano Pollet. ¡Qué musicazos! Me perecían mentira estas preferencias, cuando yo he sido siempre una “terrorista” defensora de la guitarra solista. ¡Discúlpeme por esta vez, señor Tomás García!

Conocía los temas de su último disco -que tocaron casi al completo- pero las emociones del directo, la proximidad a los artistas, sus expresiones de felicidad haciendo la música que les gusta y que les divierte, son tremendamente contagiosas, y me acordé de mis años londinenses, escuchando rock en clubs pequeños en los que todo el público era como un mar que va y viene en una misma pulsación.

Yo disfruté de lo lindo, pero constanté una sospecha que no podía comprobar, porque no salgo mucho por la noche: en España no gusta la música y no hay cultura musical. En Londres o cualquier ciudad británica, la Sala Clamores anoche habría estado abarrotada; y también se habría llenado el Auditorio de Música de Madrid con el último ciclo flamenco, y el Teatro Lara este verano…
¿Dónde están los amantes de la Música?
Anuncios

2 pensamientos en “Málaga y Cuba en el mismo mar

  1. Completamente de acuerdo contigo, la mejor manera de disfrutar de un concierto es hacerlo en salas pequeñas. Vale que tb es un gran espectaculo ver a una banda grande en un espacio mayor, con los peazos escenarios que montan y demás juegos de luces y sistemas de sonido, pero la cercanía con el publico, verles la caras…. no tiene precio. Existen muchos detalles que sólo lo puedes apreciar en una sala pequeñaLo que hubiese dado por vivir una temporadita en Londres.Un abrazo.

  2. HOLA!SOY LA CANTANTE DE UN GATO EN LA LUNA.ENHORABUENA POR ESTE FANTASTICO BLOG.AHH!TAMBIEN COMENTARTE QUE EN LA PANDA DE LOS MONTES DE MALAGA QUE SUENA AHI CANTAN MIS DOS ABUELOS Y MI TIO.UN SALUDO Y SUERTE!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s