La mujer en la Fiesta de Verdiales

He leído con gusto la entrada que Red Verdialera le dedica al tema de la mujer en la Fiesta de Verdiales.

El título parece que va buscando “guerra”: Una panda sin cuotas… ni falta que hace“, pero luego lo lees despacio y es más que razonable todo lo que dice y cita.

Es verdad que en la fiesta original -esos cuatro días desde el 24 al 28 de diciembre- en que los hombres del campo andaban de parranda de cortijo en cortijo, y de venta en venta no podía haber mujeres. Se supone que ellas debían esperar a que la fiesta llegara hasta su casa.

Las mujeres nunca han podido participar como instrumentistas, aunque supongo que les dejarían tocar las castañuelas y bailar en esos momentos en que la Fiesta estaba abierta a todo el mundo.

Sin embargo, en las grabaciones discográficas hay magníficas cantaoras de verdiales desde los primeros tiempos de aquellas: en la primera antología de los Cantes de Málaga, que se llama así: “Cantes de Málaga” (1962, Cor), encontramos nada más y nada menos que tres mujeres cantando en una panda:

Dolores Gámez, en los Verdiales de Málaga que ya hemos puesto aquí;
La Jimena de Coín, cantando el Fandango de Coín;
María Dolores Pérez Jiménez -la que más me gusta a mí-, que canta un Fandango de Caracué que me quita el sentido, con esta letrilla:

Mi morena me ayudó,
a subir los escalones.
Que vale más mi morena,
que todas las ocasiones.
Mi morena me ayudó.

http://www.goear.com/files/external.swf?file=7b325e8

Anuncios

6 pensamientos en “La mujer en la Fiesta de Verdiales

  1. Que conste que a mi las cuotas en instituciones públicas me parecen muy bien eh… y en las fiestas de todo tipo también, jeje.Ese fandango de Caracué… a mi me suena que por aquí se le dice Malagueña de Alhaurín, y es bonita si. Un saludo.

  2. Pues mira por donde, yo no soy nada partidaria de las cuotas, pero tampoco de las exclusiones.Este año he visto chicas jóvenes tocando la guitarra en las pandas de verdiales: así descansan los titulares, ya que debe ser duro estar cuatro días rasgueando las cuerdas.Los nombres y los títulos de los temas de ese LP de 1962 se los puso alguien de la Peña Juan Breva, y todos los dedos señalan a Pepe Luque. Él sabrá que es eso del Fandango de Caracué, pero a mi me suena a verdial -por el acompañamiento y la forma de cantar.Salud

  3. Lo de fandango de Caracué es una invención más de las que hizo la Sección Femenina, adulterando esquemas clásicos de algunas formas folklóricas tradicionales. Los intérpretes que aparecen en los créditos del disco son todos pertenecientes a los Coros y Danzas de la sección femenina de Álora. Caracuel es una barriada rural de este municipio, en la zona de Las Mellizas. Nadie, ni aún los de más edad, recuerdan que por aquellos pagos se haya cantado alguna vez este fandango.

  4. Muchas gracias, Anónimo, por los datos de esa grabación discográfica del año 1962.Aunque sea una reintrepetación de los Coros y Danzas, no deja de sonar a fandango verdial malagueño, además de muy bien interpretado -cante e instrumentación. La mayor objeción parece estar en el nombre del fandango, que no tuvo éxito y no ha perdurado.De las reintrepretaciones y creaciones en torno al fandango verdial han surgido estilos flamencos magníficos, como las bandolás y las malagueñas.Nadie le puso pegas a Juan Breva para recrear el fandango de Vélez y crear su malagueña.Salud.

  5. Nada tengo que oponer a la evolución interpretativa que sobre formas previas protagonice cualquiera, y si tiene genio creador (o transformador) más que mejor. No soy nada partidario de la pureza. Si el mundo se dejase llevar por ella, en lo que se refiere al cante estaríamos todavía emitiendo sonidos guturales. Sí me considero firme defensor de la autenticidad, entendiendo ésta como la fidelidad a determinados esquemas germinales.A la sección femenina le critico que sembrase el panorama folklórico malagueño de denominaciones inventadas para denominar a determinadas formas evolucionadas de otras más antiguas. Y que trasladara éstas a la escena con recreaciones coreográficas forzadas, impostadas y, en algunos casos, ridículas por su ampulosidad.Gracias, Porverita, por el amor que muestras hacia todo lo malagueño y por el cariño con el que das a conocer algunas de las más venerables muestras de nuestro rico patrimonio identitario.

  6. Hola Anónimo,Tienes más razón que un Santo en todo lo que dices, y en que la Sección Femenina -de Málaga o de Aragón- se inventaron coreografías rídiculas y que gracias a Dios no han perdurado.La cuestión es que tenían que “tirar” de buenos cantaores y músicos preexistentes que han dejado muestras discográficas excelentes o mediocres que forman parte del patrimonio musical, aunque inventado.A YouTube subí un trozo de la película de Edgar Neville, “Duende y Misterio del Flamenco” (1952) con una de esas coreografías de Verdiales de los Coros y Danzas -vistosa y algo tonta- pero con una música fantástica, que salva todo el fragmento. También Neville hizo cantar a Aurelio Sellés o a Antonio Mairena en su película, y practicamente no se les ve, como a la Panda de Verdiales:http://www.youtube.com/watch?v=i197u2qgM4E

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s