La jabera según Lourdes Gálvez del Postigo

Lourdes Gálvez del Postigo, crítico de flamenco en el diario Málaga Hoy es además de historiadora del arte, cantaora e hija de cantaor -Juaneque. Conoce muy bien el flamenco: todo el flamenco, pero en especial los cantes de Málaga.

Desde hace unos años realiza con Domi del Postigo un breve programa de radio en la Ser Andalucía: Dietario del Compás, y  hace poco tiempo ha dado su salto a la televisión.

Aquí tenemos a Lourdes dándole un repaso a la “jabera” : “la rareza dentro de los cantes de Málaga”, contruida con “melismas en bucle”.

Si no la quisiera tanto, no podría soportar la envidia que le tengo: es guapa, joven, lista y cantaora. Lo único que no echo en falta es… su embarazo. Normalmente su tipo es mucho más esbelto. ¡Feliz maternidad!

Anuncios

6 pensamientos en “La jabera según Lourdes Gálvez del Postigo

  1. Esta señora parece que ignora la “Jabera del Negro” que grabaron El Mochuelo, El Chata de Vicálvaro y El Chato de las Ventas. Repite el “blá blá blá” que ya hizo cansino el ínclito don Pepe Luque Navajas. Que hay que ponerse al día, mi alma!

    • Hola maestro,

      Creo que está siendo un poco duro con mi amiga Lourdes. No se puede pedir a todo el mundo que controle hasta lo que se grabó en cilindros de cera para poder hablar de flamenco. Lourdes conoce a la perfección el cante malagueño de primera mano, y lo demás… , como todos nosotros, por lo que hay escrito. Y de momento, y hasta que no llegue otro mejor, la mejor investigación -y casi única- sobre los cantes de Málaga es todavía la obra de Pepe Luque. Nadie después de él se ha acercado a los cantes de Málaga con seriedad.
      Así que hay que tirar con lo que tenemos escrito, pues ya es tarde para interrogar a los muertos. La experiencia de primera mano de aficionados ya veteranos, como Pepe Luque, que trataron con asiduidad a cantaores ya desaparecidos, creo que tiene mucho valor. ¿Cómo vamos a ponernos, los más jóvenes, al día si no es con los testimonios de los que lo han vivido?
      Salud.

  2. Bueno, señor Raya, para empezar, este programa es un espacio de divulgación dentro de un magazine en el que se habla de otros muchos temas, para todos los públicos de Málaga y la provincia, entendidos y no entendidos, con lo que no cabe perderse en profundidades, hay que saber distinguir entre un programa especializado y otro de entretenimiento. Mi escuela, efectivamente y entre otras, es la de Pepe Luque, la cual, a su vez, se basa en la tradición oral malagueña y en las propias fuentes, es decir, los cantaores profesionales y no profesionales que hacían este cante en Málaga desde los años finales de los 40, que es cuando Pepe Luque empieza a estudiar el flamenco. Asimismo, resulta que estoy casada con un trinitario, hijo, nieto y tataranieto de trinitarios, y en su familia se identifica la jabera con este cante del que yo hablo, así como en el imaginario popular del barrio se habla de estas hermanas jaberas como cantaoras que realmente existieron. Con respecto a la Jabera del negro que grabó el Mochuelo, musicalmente tiene poco que ver con la melodía de la jabera tradicionalmente cantada en Málaga, es más bien una especie de caña, mientras que el Chata hace una jabera tal y como se hace en Málaga aunque cambiando algunos melismas. Por cierto que no deja de llamarme poderosamente la atención que todos los cantaores que usted menciona no son malagueños: ¿por qué razón siempre se pone en entredicho lo referente a los cantes de Málaga a favor de teorías foráneas? ¿por qué tengo que dar más crédito a la tradición oral de Sevilla o Cádiz que a la de mis mayores? Yo no pretendo sentar cátedra-líbreme Dios-, estoy abierta a aprender de todo el mundo, pero a ver si va a pasar con la jabera lo mismo que con los cantes del Piyayo, que se empeñan en denominarlos erróneamente tangos de Málaga, y fuera de Málaga no se saben cantar, pues se basan en la versión que de ellos hizo Antonio Mairena, sin escarbar en las auténticas fuentes. Atentamente,
    Lourdes Gálvez del Postigo

    • Llevas razón, Porverita, perdóname, Lourdes. Ayer me cogió con mal cuerpo, aparte de que llevo tiempo cuestionando muchas de las afirmaciones que se hacen en el entorno de la “Juan Breva”. Que los cantaores que te nombro no sean malagueños es un mérito para Málaga pues son una prueba palpable de que lo malagueño interesa fuera de Málaga y porque nadie cuestiona la oriundez de esos cantes. Estébanez lo decía muy claro al hablar de la “malagueña de la jabera”. Ese Negro al que se asignan formas propias de hacer tanto la jabera como la rondeña, parece que era natural de Rondas. Sus cantes estaban en el repertorio de Silverio y, por ejemplo en 1866, en el de Paco El Sevillano. ¡Qué mejor honor para Málaga! Don Manuel, el más flamenco de los poetas Machado, decía “Málaga cantaora…” Lo discutible, y por ahí voy yo, es que algunos malagueños se hayan querido apropiar de cantes que se hacían en Granada y en el Sur de Córdoba y que se aflamencaron simultáneamente al paso en Málaga del verdial folklórico al verdial flamenco. Seguiremos otro día. Salud y saludos para las dos.

      • Hola Maestro,
        Esto ya es otra cosa. Le conozco un poco el genio y hasta me cae bien.
        En lo que coincido casi completamente con usted es su valoración de la Peña Juan Breva, pero yo no hablaba de ella, sino de Pepe Luque, que no son la misma cosa, aunque podría parecerlo desde fuera. :-). De sobra sé y conozco otros flamencólogos que se mueven en ese entorno.
        Me parece estupenda su lección de hoy, y las apropiaciones que posiblemente se hayan hecho de cantes vecinos que se desarrollaron en paralelo, pero habría que mirar quién las ha hecho y argumentarlas bien argumentadas: con la discografía disponible, pero también con los testimonios de los que no grabaron.

        Queda usted perdonado porque es sincero, valiente y sabio.
        Salud, maestro.

  3. Bueno, no pasa nada, señor Raya, acepto sus disculpas encantada. Le confieso que su respuesta me apenó porque conozco su labor como editor y soy seguidora de su blog y coincido con usted en muchas apreciaciones. De hecho creo que es muy sano cuestionarse algunas teorías, sobre todo si no se tiene muy clara la cientificidad con la que se hicieron…pero también es verdad que en el ámbito flamenco hay mucha tradición oral difícil de contrastar, precisamente ahí es donde campa a sus anchas la fantasía. Con respecto al Negro, conocía que su rondeña formaba parte del repertorio de Silverio y el tema me parece apasionante, así como la controversia sobre otros cantes abandolaos de fuera de Málaga, aunque yo nos los considero malagueños, sino con una raiz malagueña la cual, desde luego, habría que demostrar, en cualquier caso, me encantará seguir hablando de todo esto otro día. Saludos
    Lourdes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s