Adolfo el Cuchillero, en el Ateneo

El día 16 de febrero salió esta noticia en el Diario Sur (16.2.2013):

Picar sobre la imagen para agrandar

Picar sobre la imagen para agrandar

La presentación del librillo sobre Adolfo el Cuchillero de Miguel López Castro y Manuel López García se había celebrado una semana antes en el Ateneo de Málaga, y tenía yo ganas de ver con mis “ojitos” alguna crónica del acontecimiento al que me hubiera gustado acudir, por la categoría de los autores (la Porve del Cuchillero no sabe na-de-na) y por resolver la intriga de por qué se convocó a una panda de verdiales, en vez de a un artista flamenco.

Vamos,  que me parece de perlas (la panda Arroyo Gálica me gusta mucho) pero que es curioso que la ilustren estos “ilustres” hijos de la barriada malagueña del Palo, que bailan, tocan y cantan un fandango campesino antiguo y rancio que no sé si le iba mucho al Cuchillero (ja ja jaaaa). Lo más probable es que sí.

Bueno, todo esto para decir que así se hacen las cosas: buena presentación (y elegante, en esa insigne institución que es el Ateneo de Málaga), buena publicidad y estupenda distribución, ya que el librillo se puede comprar en formato digital (eBook) en la página de “Libros con duende” por 8 eurillos.

El Cuchillero sería antiguo y coetáneo de Juan Breva, Chacón o Manuel Torre, pero estos flamencos (y verdialeros) malagueños de hoy, se han puesto las pilas del siglo XXI.

Cuando lea el libro, igual hasta digo algo también yo. (Ja ja jaaa)

Salud.

Tercera Bienal de Málaga

Bienal Malaga 01

Bienal Malaga 02

(Picar sobre el programa para agrandarlo y poderlo leer)

La Diputación de Málaga retoma (con distinto nombre) la cita de Málaga en Flamenco, en su tercera edición, después de saltarse dos años impares: 2009 y 2011.

Fue una buena idea intentar montar en Málaga (con un aeropuerto internacional de la mayor categoria y entrada masiva de los extranjeros en Andalucia) una Bienal de Arte Flamenco en los años impares, para no coincidir con la Bienal de Sevilla (años pares). Idea, que sin embargo naufragó en la edición (memorable) de 2007 y que muchos lamentamos y añoramos (entre ellos Teo Sánchez de Radio 3 de Radio Nacional de España).

Yo acudí unos pocos días de la Bienal del 2007 a Málaga y a Antequera/Archidona, en donde pude ver bailar a Rocío Molina (en primera fila) en la Colegiata de Antequera o escuchar a un Miguel Poveda (cuando todavía era un valor en alza) en la misma ubicación. Un concierto emocionante de Miguel Ochando en el patio del Ayuntamiento de Antequera o una concentración de todas las Semanas Santas andaluzas (Por los 7 dolores) en la plaza Ochavada de Archidona. Las citas en Málaga capital no fueron tan impactantes (en el Castillo de Gibralfaro o Teatro Cervantes) pero para una forastera que apenas conocía Málaga, entonces, resultó muy satisfactoria. Además en Málaga acudí a un montón de exposiciones o presentaciones de gran calidad. Entre ellas, recuerdo especialmente una en el Museo de Artes Populares en la que, a la luz de los grabados de la época, el comisario (creo que era archivero o algo así) reconstruyó una fiesta flamenca del siglo XIX, utilizando los preciosos “barros malagueños” que custodia este pequeño, entrañable y precioso museo malagueño que visito casi siempre que vuelvo a la ciudad (aunque ahora buscando la fiesta de verdiales).

Personalmente, creo que fue esta del 2007 una Bienal a la altura de la Bienal de Sevilla o del Festival de Jerez, concentrada en un mes o mes y medio, pero con la pega de la dispersión por toda la geografía malagueña, con lo que yo no pude acudir a citas que me interesaban mucho pero que caían, o bien lejos en el espacio de Antequera o Málaga donde reservé los hoteles (como Ronda o Nerja) o bien en el tiempo (un mes de diferencia), pero al menos pude programar una semana y concentrar en esa semana varios espectáculos magníficos o interesantes.

Una Bienal distribuida en el tiempo (de febrero a septiembre), sin publicar todo el programa completo con anticipación para que la afición extranjera (que es la que llena los teatros de Sevilla y Jerez en sus citas flamencas) o, lo que es más importante, los programadores extranjeros puedan preparar su viajes, elegir los espectáculos y comprar las entradas, se convierte en un acontecimiento exclusivamente local.

Creo que Málaga está perdiendo una oportunidad de oro para atraer al consumo extranjero (que es el que mantiene esta industria cultural andaluza que es el flamenco), disponiendo de la puerta de entrada más internacional (su Aeropuerto) y toda la infraestructura turística de la Costa del Sol. Concentrar en dos o tres semanas, toda una programación del flamenco malagueño de calidad, acompañado de talleres, cursos y actividades paralelas en Málaga y alrededores (a donde se pueda acudir y volver al mismo alojamiento, noche tras noche) o poniendo medios para trasladar a los compradores de entradas a ubicaciones especiales (como hizo una vez el Festival de Jerez), puede que no de muchos beneficios el primer año, pero con suficiente antelación y publicidad, no tiene por qué ser ruinoso el primer año y desde luego, si se hace bien (previsión, antelación y publicidad), la afición y programadores extranjeros (que no son nada tontos) se aficionarán a acudir a la cita de los años impares a Málaga, como ya ha cogido el tranquillo de dedicar unas semanas de sus vacaciones de los años pares a la Bienal de Sevilla (más provinciana aún que Málaga) (Ja ja jaaaaaa) Es broma.

Os pongo una de las cosas memorables (y malgastadas) de la Bienal de Málaga del 2007: la clausura en la plaza de la maestranza de Ronda, y que la Porverita no pudo ver (el 15 de octubre) porque yo fui a Málaga en Flamenco en septiembre.

La saeta y los mellizos

Está más que comprobado y tengo que reconocerlo: cuando el “amor” del momento me da disgustos, me refugio y me repliego al campamento de mis aficiones inmediatamente anteriores.

Hace un par de días, comprobé lo poco que le “importo” al mundo de la fiesta de verdiales (y lo poco que importa la obra en la que he puesto todas mis ilusiones) y me volví hacía mi amor anterior (que nunca he dejado de frecuentar y disfrutar): el flamenco. Así que me lié la manta la cabeza y ayer mismo me saqué una entrada para lo que quedaba más a mano en Madrid: el ciclo de Andalucía Flamenca en la Sala de Cámara del Auditorio Nacional de Música.

Así que hoy viernes 15 de febrero, me dispongo a escuchar un poco de flamenco en una sala estupenda de Madrid: Manuel Lombo con las guitarras de Dani de Morón y Rafael Rodríguez. El programa no carecía de atractivo para la Porverita porque nunca había visto a Manuel Lombo en directo y porque el espectáculo llevaba el nombre de “Lombo flamenco”.

Como sí que tenía referencias de la inclinación de este artista hacia la copla (o combinación de flamenco y copla), pues no me ha cogido por sorpresa y no me he sentido defraudada con su actuación de esta noche en el Auditorio. Vuelvo a constatar que lo que la mayoría del público aplaude y jalea a rabiar es la “copla” y no el “flamenco”. La sala estaba llena, pero llena de incondicionales del artista y de la copla. Así las cosas, no puede decirse que la Porverita haya logrado quitarse la espinita de escuchar “flamenco-flamenco” para aliviar el desaire de la fiesta de verdiales, ni olvidarse de la garra, fuerza y sentimiento que tiene esta música tan primitiva y agreste.

Se qué es muy subjetivo y muy personal por mi parte y si a alguien le molesta, que me disculpe, pero la copla me parece una “frivolidad” al lado del flamenco-de-verdad ( o de una buena lucha de fiesta), como también siento a veces que las historias que nos cuentan en las óperas le restan solemnidad y emoción a la música que por ejemplo tiene la música vocal religiosa. No me acaba de convencer una seguiriya donde se canta “mi madre es un rosa y mi padre un clavel…“, como tampoco me puedo sentir conmovida por las historias tremebundas que se narran en la copla; y entre la picardía y alegría de unas bulerías de verdad, que se quite cualquier cuplé por bulerías. Yo, de verdad, no le veo la gracia.

Hay que ser un genio como Manolo Caracol para convertir un cuplé, una zambra o una canción en lo más flamenco del mundo y conmover a la audiencia hasta la médula.  Y eso lo podéis comprobar si escucháis los estupendos programas que Manuel Curao le está dedicando a “40 años sin Manolo Caracol” en su programa de radio “Portal Flamenco” (hoy se ha emitido el tercero).

Pero volviendo al Auditorio Nacional de Música y a la actuación de Manuel Lombo, aunque la Porverita no haya sentido “pellizco” jondo, ni chico ni gordo, no ha faltado “su ese” flamenco: el compás y los jaleos de los Mellizos: Antonio y Manuel Montes Saavedra y la saeta de Manuel Lombo me han gustado de verdad.

El texto (que viene sin firma) del programa de esta noche de Andalucía Flamenca también me gusta mucho:

Manuel Lombo_Página_2

Dos citas flamencas muy diferentes: Jerez y Málaga

Vergillos - Festival de Jerez

Cartel del curso monográfico que impartirá Juan Vergillos, dentro de las Actividades complementarias del Festival de Jerez

Información completa sobre el Festival de Jerez (que comienza el día 22 de febrero) AQUI

La programación de los Cursos de Baile (internacionales) se realiza casi con un año de antelación y la inscripción está abierta desde muchos meses antes de su celebración (las plazas se agotan enseguida, incluso en los cursos avanzados: maestros que vienen a aprender de los maestros andaluces). Se ha convertido en una verdadera “industria” jerezana, que atrae alumnos durante todo el año.

Las entradas para todos los espectáculos del Festival están a la venta desde finales de noviembre o principios de diciembre del año anterior. Se sabe con todo seguridad lo que se va a poder ver, aunque haya estrenos absolutos (lo cual no es malo si se tiene referencias del artista).

Las actividades paralelas y complementarias se publican más tarde, pero como son gratuitas, no hay que asugurar con tanto tiempo el acceso.

El Festival de Jerez tiene una duración de dos semanas, y como los cursos programados duran una semana, hay extranjeros que se matriculan o que acuden a la ciudad durante toda una semana o incluso quienes prolongan su estancia durante todo el festival.

Los aficionados extranjeros que acuden a Jerez ( y que se cuentan por cientos) organizan su viaje, sus cursos y sus estancias en Jerez con meses de anticipación y siempre a través de internet, al igual que compran, pagan y aseguran las entradas para los espectáculos a los que desean asistir.

Esta concentración de actividades flamencas y cursos durante dos semanas y en el centro histórico de Jerez, hacen que durante estos días (y sobre todos sus noches) se “viva” un ambiente flamenco increíble que todos los “forasteros” apreciamos muchísimo. Jerez respira “flamenco” y habla la lengua de Babel.


Información incompleta de la III Bienal de Arte Flamenco de Málaga (que se inaugura el día 28 de febrero) AQUI

Esta Bienal de Málaga no tiene nada que ver con una cita flamenca de carácter internacional, ni siquiera nacional. ¿Que extranjero puede preparar un viaje a Málaga sin saber lo qué se le va a ofrecer, pero sobre todo, el cuándo y el dónde? ¿Cómo convertir en una cita flamenca de relevancia un ciclo que se desarrolla a lo largo de siete meses? ¿Qué repercusión mediática puede tener una cita así?

Bien es verdad que el Festival de Jerez es ya bastante veterano y que la Bienal flamenca de Málaga va por su 3ª edición, pero tal y como se presenta, le queda grande el nombre de Bienal. Es más bien un ciclo flamenco provinciano como hay muchos en Andalucía y casi exclusivamente local (exclusivo para “nativos”).

Valladolid y Málaga flamencas (8.2.2013)

Pues resulta que este viernes 8 de febrero, hay dos cosas muy interesantes (y diferentes) a las que me apetecería acudir, pero estos nuevos horarios de trabajo, estos fríos invernales y el insomnio rebelde que padezco, me tienen muy baja de forma.

En Valladolid actúa una cantaora que no conozco, pero que viniendo de las programaciones de Antonio Benamargo y su Gira Flamenca del Norte, tiene todas las garantías de ser algo bueno. Seguro. Se trata de Celia Romero, ganadora de la Lámpara Minera 2011, del Concurso de La Unión. Y encima le acompaña la guitarra que siempre he disfrutado y admirado de Paco Cortés. ¡Vaya programa bueno que tienen los amigos de la Seguiriya de Valladolid!

Celia Romero


Por otra parte, en el Ateneo de Málaga, ese mismo viernes 8 de febrero se presenta un libro nuevo de dos investigadores, aficionados y maestros (que se apañan cantando flamenco también): Miguel López Castro y Manuel López García. Se trata de un librillo sobre Adolfo el Cuchillero, cantaor malagueño del que yo sólo conozco que haya tratado Pepe Luque.

Actúa una panda de verdiales, la panda Arroyo Gálica, que siendo muy nueva y muy joven, llevan un carrerón estupendo y que acompañados de maestros, amigos fiesteros y de la enorme afición de los miembros de la panda, hacen que aquello que hacen suene a verdadera “Fiesta de Montes”.

No perdérselo, y que alguien me guarde un libro del Cuchillero pa’ que luego la Porverita se lo lea, y no llegue a hablar de él (por más que me guste) en este blog, por falta de cualidades e inspiración. Todavía tengo pendiente hablar del libro de estos mismos autores malagueños sobre Gitanillo de Vélez, libro buenísimo, con fotografías de quitar el sentido, y un estudio pormenorizado del contexto flamenco de la carrera de Gitanillo que me ha enseñado muchísimo sobre los ambientes flamencos de los años 70s en Málaga.

Espero poder vencer mi “galbana”, mi timidez y reserva (ja ja jaaaaa) a hacer crítica literia y mi falta de inspiración para contar algo de lo que Miguel y Manolo investigan sobre el flamenco malagueño.  ¡Dios me de fuerza! 😀

Cuchillero

Joaquín de Sola en el Foro Flamenco (enero 2013)

Joaquin de Sola

Hace un par de semanas, Manuel Curao anunciaba la presencia (de nuevo) del Niño de Sola (ahora llamado Joaquín de Sola) en esa especie de Café Cantante que monta Canal Sur Radio y que graba actuaciones de jóvenes promesas del flamenco en su estudio, pero como si fuera directo.

Se trata del Foro Flamenco y se debió grabar en enero de 2013. Yo tenía muchos deseos de volver a escuchar a Juaki en su salsa aunque sea por la radio, pues lamentablemente todavía no he podido conocerlo en persona ni escucharlo en “directo-directo” y “estaba al loro” para no perdérmelo.

Por fin, en uno de los últimos podcasts del programa “Portal Flamenco” de Manuel Curao en Radio Andalucía Información (Canal Sur), pusieron algunos de los cantes que Joaquín interpretó en el Foro Flamenco, junto a las entrevistas que Manuel le hizo al muchacho y a su madrina, Mariana de Cádiz, con ocasión de estas grabaciones.

Aquí tenéis los casi 40 minutos de programa (recortados en pedacitos), para que podáis escuchar las palabras del Niño de Sola, de Mariana, de Manuel Curao, y sobre todo las alegrías, soleares, bulerías y larguísimos fandangos de este cantaor jovencísimo por el que la Porve sigue sitiendo verdadera debilidad (y no soy la única, al parecer) 🙂


Alegrías
Enlace.


Entrevista con Mariana de Cádiz, sobre Joaquín
Enlace.


Soleares
Enlace.


Entrevista con Joaquín de Sola
Enlace.


Bulerías
Enlace.


Fandangos
Enlace.