Pasito a paso, Gema Caballero me llega

Gema Caballero - Disco

¿Qué puedo yo añadir a lo que pregunta José María Velázquez-Gaztelu o contesta Gema Caballero, en el programa Nuestro Flamenco de Radio Clásica, de esta madrugada? Nada de nada.

Hacía tiempo que quería hablar de este disco, que debe ser de los pocos discos de flamenco que he comprado en este pasado año. Pero no sé por qué, mi inspiración ha volado. Soy incapaz de decir algo más de … “Me gusta”. Debe ser esta dependencia tan “tonta” al Facebook que he desarrollado en el último año. ¡Quién pudiera desengancharse de esa “red” tan castradora!

Que me gusta el disco, es evidente. Pero no sólo eso: me gusta muchísimo. Esta muchacha tiene una voz “especial” y para mí, preciosa. La conocí cantándole para el baile a Rocío Molina, junto a la Tremendita, y me enamoré de su voz y de los arreglos y matices que le aporta y añade a los cantes más flamencos o la flamenquería por la que metía los cantes menos flamencos. ¡Vaya, todo un portento! Nada de flamenquito. Esto sí que es flamenco moderno-arraigado-en-lo-viejo.

Sólo tenéis que escuchar en este disco las soleares, granaínas o seguiriyas.  Y luego, te puedes sorprender con la forma que le han dado (junto a los tocaores Eduardo Pacheco y Pedro Barragán) a los tangos de Granada. Pero la mayor aportación que para mí hacen al flamenco en este disco, Gema, Eduardo, Pedro y Sara Calero (que comparte los arreglos y percusión en este tema sin guitarras) son… las panaderas.

Enlace.

Todo eso  suena en el programa de Velázquez-Gaztelu (que os he enlazado al principio), además de poder escuchar preguntas inteligentes y respuestas interesantes e ilustrativas de la talla artística de mi cantaora favorita de los últimos tiempos.

Salud.

No dejéis de escuchar la entrevista y si podéis, el disco entero. No tiene desperdicio.

Carmen Corpas, la cantaora que mejor se explica

Después de escuchar a esta cantaora malagueña, Carmen Corpas, cantar y explicarse en los Jueves Flamencos en Logroño (marzo 2010) no entiendo que no la estén llamando para todas las televisiones, los teatros y para todas las escuelas de cante.

¡Esta niña lo canta todo y lo canta bien! Además de explicarse como un libro abierto y amenísimo.

¡Bien por “La Liebrecilla“!

Morente dixit, en el videochat de ABC

Del videochat que acaba de mantener Enrique Morente en la prensa digital, he seleccionado unas cuantas “perlas” que me gustan y que dejan muestra de la juventud incorregible del cantaor granadino.

La primera, me la dedico y se la dedico también a mi sobrino Jorge.
La segunda, para mis sobrinas roqueras a las que no acaba de “entrar” el flamenco.
La tercera es para el cantaor primerizo, pero genial, Niño de Sola.

Aquí tenéis el enlace, por si queréis leer toda la conversación: Videochat con Enrique Morente.

Maestro, siempre le he visto subido a un escenario y le admiro pero siempre me he preguntado, ¿Cómo es un día normal en la vida de Enrique Morente?(Lero)
Un día normal me levanto con un poco de resaca, aunque no haya bebido ni fumado. No fumo porque me sienta muy mal el tabaco, la verdad. Procuro andar por el campo, después regreso y me siento en el sofá y espero a que llegue la tarde. Tomo un café y espero a que llegue la noche. Mientras tanto a veces me entretengo con la guitarra aunque no sea guitarrista. Cuando llega la noche miro a ver si ha salido la luna. Si no ha salido salgo.

¿Cómo fue la experiencia de tocar en un ambiente tan alejado del flamenco como el de Benicassim en el FIB? (Alysa)
Una experiencia inolvidable, superemocionante por razones facilmente explicables. La primera por compartir cartel ese día con nada menos que con el maestro Leonardo Cohen. Para mi ha sido una de las cosas más bonitas que me han podido pasar, porque después de salir Cohen del escenario, entre bastidores, vi a muchos periodistas que lógicamente lo abordaron y yo parecía otro periodista más pero sin cámara. No podía llegar hasta él y al final se vino para mí y tuve la suerte de darle un abrazo y un saludo cordialísimo y mostrarle mi admiración y aprecio. Él siempre me ha tratado también muy bien y Benicassim fue inolvidable. Además que había un ambientazo, 30.000 personas, una brutalidad.

¿ Qué tiene que tener todo buen cantante de flamenco? (Núr)
Creo que igual que un buen cantante de jazz o de cualquier otro género, de tango argentino o de pop, lo que tiene que tener es pasión por su música. Y eso se transmitirá cuando cante, al poner los cinco sentidos en lo que canta, podrá transmitir.

Nuestro Flamenco y Niño Josele en Duendeando

Teo Sánchez y su programa de radio en Radio 3, “Duendeando“, se ha superado este fin de semana.

Desde que aparecieron los “podcasts” -archivos de audio de los programas grabados y emitidos- en Radio Nacional de España, no siempre lo escucho en directo, sino que espero que cuelguen los podcasts en el sitio web de RNE; pero este fin de semana y puente en Madrid he estado de encierro -de ahí mi superproducción de entradas- y he escuchado los dos programas -sabado y domingo- en directo. Desde ese momento estaba esperando ansiosamente la aparición de los podcasts para recomendaros encarecidamente que los escuchéis. Acaban de hacerlo, y estoy volviendo a escuchar los dos programas.

Teo hace unas entrevistas la mar de animadas y saca de los entrevistados su mejor humor y su lado más risueño y humano.

Pues bien, este fin de semana ha entrevistado… ¡Ta, ta, ta, chin!!!: a Jose María Velázquez-Gaztelu el sábado- y al Niño Josele, ayer domingo, que se ríe muchísimo siempre que habla con Teo.

Con José María habló de los 25 años de “Nuestro Flamenco“, pero también -o más largamente- de “Rito y Geografía del Cante“, serie por la que está tan hechizado como yo.

Con el Niño Josele habló de su nuevo disco, “Española“, producido por Fernando Trueba, y es la monda escuchar al guitarrista y al locutor; el disco suena fantásticamente, y podéis decidiros, como yo, a comprarlo, sobre todo si os gusta un poquito el jazz.

Podcasts de Duendeando.

De su anterior disco, “Paz“, la adaptación de un tema de Bill Evans (las pinturas son de Mariscal):

Mañana ya voy a trabajar y espero poder parar un poquito… de escuchar flamenco y querer compartirlo con todos.

Salud.

Toni El Pelao en Círculo Flamenco

Hay veces que me quedo maravillada de lo que puede dar de sí una entrevista.

He escuchado una vez la estupenda -más que estupenda- entrevista que Alejandro Escribano le hizo ayer al bailaor madrileño, Toni El Pelao, en su programa de radio en Radio Círculo, y no será la única vez.

No he visto nunca bailar a esta pareja madrileña, Toni “El Pelao” y La Uchi, pero sabía que tuvieron un éxito enorme en la Bienal de Sevilla -¡Qué ya es mérito!

Mira que es difícil hablar de baile flamenco y describirlo sin que el oyente vea nada. Bueno, pues entre la elocuencia de El Pelao y lo “preparao” que está siempre Alejandro, me entraron unas ganas inmensas de salir corriendo hacia la academia Amor de Dios, y suplicarle a Antonio que me bailara esa farruca “familiar” que nadie -pero nadie- la baila y ha bailado como él o su padre.

Mi agenda flamenca se está llenando de “citas” flamencas pendientes. ¡Y yo que pensaba que ya lo había visto todo! ¡Seré imbécil!

No os perdáis la entrevista cuando cuelguen el programa en Radio Círculo en internet: “Círculo Flamenco” (17/6/2009). Para aquellos que viváis en Madrid, el domingo a las 17 horas en el 100.4 de la FM.

Conformaos, como yo, con lo que la gente generosa sube a YouTube.

Café Chinitas (1964). Los Verdiales

Última entrega de los comentarios de José Luque Navajas al contenido del imprescindible disco Café Chinitas (Hispavox, 1964), del que él mismo fue el director artístico.

Este disco, publicado exclusivamente en vinilo, no ha tenido reedición en CD a pesar de ser pionero -tras la antología de Perico el del Lunar- y paradigmático de las grabaciones, aunque en estudio, en cuasidirecto.

Su director artístico nos avanzó algunos de los pormenores de esta peculiar grabación en la entrevista que José María Velázquez le hizo a Pepe Luque, con ocasión de los 50 Años de la Peña Juan Breva y la inauguración del Museo de Arte Flamenco de Málaga. Este programa está disponible en los podcasts de Nuestro Flamenco, en la página de RNE-Radio Clásica.

Con la Peña Juan Breva. Nuestro Flamenco (23/10/08)
http://www.rtve.es/swf/v2/RTVEPlayer.swf

Vayamos a la última entrega de este breve y muy “enterado” recorrido por los Cantes de Málaga:

Cierran este comentario las referencias a tres variedades de verdiales, incluidas en el disco como los más típicos exponentes de la música popular malagueña: Una, perteneciente al pueblo malagueño Canillas de Aceituno, de donde es natural Antonio de Canillas que los canta con sólo acompañamiento de guitarra y en interesante versión personal.

Estos verdiales cuando han de bailarse se acompañan, al igual que los dos tipos siguientes, con varios instrumentos de cuerda y percusión. Así los verdiales de Coín, cantados por Fuensanta Jiménez entre guitarras, almirez y plantillos [sic]. El verdial de Coín lleva en su melodía un giro del cante de trilla, que por aquellos contornos se conserva.

Y, por último, los verdiales de los Montes de Málaga, aledaños montañosos de la capital, donde se encuentra el epónimo Partido de Verdiales. Estos verdiales, los más puros, los más antiguos, están interpretados por la Panda de los Montes de Málaga, agrupación típica compuesta por campesinos y cuyos instrumentos son: un pandero, unos platillos, un violín y dos guitarras. Cantan, alternándose, Enrique España y Antonio Cruzado.

Cúmplese además con este disco el anhelo de los aficionados malagueños, encabezados por su Alcalde, de perpetuar en una grabación las voces de los más viejos “cantaores” locales que, como los octogenarios Diego “El Perote” y “Niño de las Moras”, conservan aún la esencia de los mejores cantes de su tierra.

JOSÉ LUQUE NAVAJAS (1964)

Con esta última entrega de Café Chinitas, terminamos el recorrido por los cantes de Málaga que recoge esta grabación; un recorrido en sentido inverso: de las malagueñas a los verdiales. De 1964, a un video de lo que son ahora los Verdiales de los Montes de Málaga: festeros, populares, interclasistas y sin distinción de sexos. ¿Cómo imaginar qué de este fandando campesino para bailar, pudiera surgir una creación tan jonda, tan flamenca y cuasireligiosa como la malagueña?