Año nuevo, vida nueva para Porverita

Happy New Year

No penséis que me adelanto o que me retraso en hacer mis nuevos propósitos para el año nuevo. Se trata de que para la Porverita, el año nuevo empieza siempre el 1 de mayo.

No sé por qué, pero ese día medio primaveral, medio otoñal, revive mi sangre y retoñan los viejos amores y aficiones.

Pues bien, este año nuevo que empieza hoy, tiene como propósito principal retomar la publicación en los blogs (o más bien en este solo blog, p0rque la dispersión me tiene paralizada) como diario de una afición (al flamenco y a la fiesta de verdiales) que no amaina, ni retroce, pero que debido a algunos problemillas, había entrado en dique seco, para recobrar bríos en estos días de fiesta en Madrid.

1) Prometo publicar al menos una entrada semanal con las novedades en esta afición que ha hecho que me internara en este mundillo de las publicaciones en la Web Social. Casi un diario de lo que he visto, de lo que quiero ver y de lo que me llama la atención. Absolutamente personal y si puede ser… extravagante.

2) Prometo ausentarme lo más posible de… Facebook.

3) Prometo dedicar una hora diaria a leer los blogs de los amigos flamencos, porque me consta que se está publicando mucho y bueno, y la Porve, lo ve por encima, pero como está, normalmente, “empringada” en el Facebook, no encuentra tiempo para leer con calma y comentar (si Google me deja, porque desde que me he ido a WordPress y utilizo Facebook en vez de Goggle+, me tiene vetada). Y si me gusta mucho lo que leo, lo recomendaré en… Facebook!!!!! (Ja ja jaaaaa)


Pues bien esta primera entrada del año de la Porverita, se la voy a dedicar a Gema Caballero, y a sus escuderos (Pedro Barragán y Eduardo Espín, el niño de La Linares), porque el domingo 28 de abril acudí al Centro Cultural Paco Rabal (en el sur de Madrid) a la presentación de su disco (de los tres), y hacía tiempo que no escuchaba nada tan bueno: ¡cómo que aquello sonó todavía mejor que el disco!

¡Qué ratazo, por Diooooos! Si lo hicieron todo y la mar de bien. ¡Qué seguiriya! ¡Qué escalofrío y que emoción! ¡Qué zambra y qué tangos de graná! Malagueña, abandolaos, jabera, minera y yo que sé cuantas cosas más. ¡Qué gente más joven y más sabia de flamenco! ¡Qué afición!

Vaya, que con actuaciones así, me reconcilio con el flamenco, pues lo que llevaba escuchando en directo, me dejaba más que helada y descafeinada.

Si tenéis ocasión de ver y escuchar a este grupo de flamencos del disco “De paso en paso” en vuestro pueblo, no lo dudéis dos veces, porque si os lo perdéis… lo lamentaréis mil veces. 😦

Os dejo con los abandolaos del magnífico trío: Caballero – Barragán – Espín.


La próxima cita (flamenca) de la Porve en Madrid va a ser ir a ver al grupo de baile flamenco de su sobrinilla Eva, en San Sebastián de los Reyes (Sala La Bulería. Av. de la Plaza de Toros, nº 2) el domingo día 5 de mayo a las 21 horas.

Como no hay ninguna panda de verdiales a mano para grabar sus luchas de fiesta, me llevo la cámara para grabar vídeos (que aunque es cámara de fotos, no acierto a sacar una foto decente ni con el automático) que si salen como yo espero de bien bailaos, los subiré a YouTube (con el permiso de las artistas y profesoras). 🙂

Si alguien se acerca ese día por Sanse y quiere conocer a la Porve, que busque a una señora (de cierta edad), porte algo extravagante y… con una cámara de fotos Lumix entre las manos.


Pasito a paso, Gema Caballero me llega

Gema Caballero - Disco

¿Qué puedo yo añadir a lo que pregunta José María Velázquez-Gaztelu o contesta Gema Caballero, en el programa Nuestro Flamenco de Radio Clásica, de esta madrugada? Nada de nada.

Hacía tiempo que quería hablar de este disco, que debe ser de los pocos discos de flamenco que he comprado en este pasado año. Pero no sé por qué, mi inspiración ha volado. Soy incapaz de decir algo más de … “Me gusta”. Debe ser esta dependencia tan “tonta” al Facebook que he desarrollado en el último año. ¡Quién pudiera desengancharse de esa “red” tan castradora!

Que me gusta el disco, es evidente. Pero no sólo eso: me gusta muchísimo. Esta muchacha tiene una voz “especial” y para mí, preciosa. La conocí cantándole para el baile a Rocío Molina, junto a la Tremendita, y me enamoré de su voz y de los arreglos y matices que le aporta y añade a los cantes más flamencos o la flamenquería por la que metía los cantes menos flamencos. ¡Vaya, todo un portento! Nada de flamenquito. Esto sí que es flamenco moderno-arraigado-en-lo-viejo.

Sólo tenéis que escuchar en este disco las soleares, granaínas o seguiriyas.  Y luego, te puedes sorprender con la forma que le han dado (junto a los tocaores Eduardo Pacheco y Pedro Barragán) a los tangos de Granada. Pero la mayor aportación que para mí hacen al flamenco en este disco, Gema, Eduardo, Pedro y Sara Calero (que comparte los arreglos y percusión en este tema sin guitarras) son… las panaderas.

Enlace.

Todo eso  suena en el programa de Velázquez-Gaztelu (que os he enlazado al principio), además de poder escuchar preguntas inteligentes y respuestas interesantes e ilustrativas de la talla artística de mi cantaora favorita de los últimos tiempos.

Salud.

No dejéis de escuchar la entrevista y si podéis, el disco entero. No tiene desperdicio.

La joven afición catalana

La excursión catalana ha sido estupenda: he compartido momentos relajados y divertidos con toda la familia, comiendo y bebiendo como… se hace en Cataluña, y he atravesado toda la “geografía” de mi primera y segunda juventud: Teruel, Escucha, Alcañiz y el Bajo Aragón, Calaceite y Tarragona.

Pero la escapada tenía también su momento flamenco: escuchar a Gema Caballero, con la guitarra de Pedro Barragán, en una sala pequeña y en primera fila.

El sitio de las reuniones flamencas de la Sociedad “El Dorado” está muy bien y fenomenálmente situado en el centro de Barcelona. El salón de actos del Centro Cívico Parc Sandaru no es demasiado pequeño, ni grande, y acoge cómodamente a los 80 socios de la esta Sociedad y a todos los aficionados que se quieran acercar.

El precio de las entradas es “ridículo” para espectáculos de tantísima calidad -10 Euros-, pero lo mejor de todo es el ambiente -la atmósfera- de afición flamenca -joven y moderna.

Pues sí: estos “cabales” que renuncian, a sabiendas, al nombre de peña flamenca, son modernísimos, jóvenes y elegantes; son… como la afición europea: postmodernos, y además muy bien organizados y administrados. Sólo tenéis que ver la página web de la Sociedad y su próxima programación: AQUI.

También tienen Facebook y una “webmistress” elegante, lista y despampanante: aquí la tenéis con una ilustre asistente a la actuación de Gema Caballero, que además quería pagar su entrada y la de su amiga.

Pero lo que me llegó al alma fue ver, entre todo este desfile de socios, a dos jovencísimos muchachos que me contaron que no se pierden una. Se sentaron en primera fila -y yo muy cerca de ellos- y atendieron y grabaron la actuación con verdadera devoción.

Yo pensé: “Es imposible: catalanes y adolescentes… Les gustará la guitarra y habrán venido a ver a Pedro Barragán“. Pero a medida que transcurría la actuación sentí que estaban allí por el cante; por verdadera afición al flamenco en su totalidad. Decidí que cuando terminara la Gema, hablaría con ellos para hablar de ellos en el blog.

Se trata de dos hermanos -Alberto y Julián- que llevan un año en la Sociedad; que no se pierden una actuación flamenca de Barcelona; que conocen y degustan; alegres y desprejuiciados -no es muy normal que a esas edades te guste mezclarte con adultos para escuchar cante flamenco, pero ellos lo viven sin complejos-; simpáticos y sensatos -graban pero no malutilizan lo grabado-. Algo de “truco” tiene que sus abuelos sean de Córdoba y Jaen, pero según su propia afirmación “Los más jondos de la familia somos nosotros dos”: o sea que aunque tienen antecesores andaluces, no encontraron la afición en la casa, pero seguro que algo les ha entrado por la sangre.

En fin: que entre la Mayte Martín entre el público “pagador”, yendo a escuchar a una colega, y estos dos muchachos tan jóvenes, me hicieron sentir como en otra… esfera del flamenco cordial y nada “rancio”. Allí no había quejas -esto es o no es flamenco-, ni malos augurios -esto se acaba-…

Allí estaba la joven y sana afición catalana: la Sociedad Flamenca Barcelona “El Dorado”

— 000 —

Gema Caballero y Pedro Barragan en las tardes-noches de El Dorado.

La Gema Caballero estuvo muy bien, sobre todo en la gama de abandolaos y malagueñas: remató las malagueñas por jaberas, y a mi me dejó conquistada con eso para toda la noche. Hizo una farruca con unos arreglos muy originales, y también los cantes de su tierra: tangos de Granada y granaína; alegrías y mirabrás; en las soleares empezó a notársele la voz algo cansada, pero aún nos regaló una estupenda guajira, rematando el recital… ¡por abandolaos!

El joven Pedro Barragán la acompañó a la guitarra con mimo y sabiduría. Y aunque hubo gente que comentó que el sonido no había sido el mejor, a mi me supo TODO a gloria, y la jabera me pareció un banquete.

Si alguien visita Barcelona, no puede perderse los conciertos y las actividades de esta moderna Peña Flamenca.

Las buenas cantaoras… arrasan en Barcelona, Madrid y Málaga

Resulta que la hora de la verdad, el momento actual del flamenco lo dominan las mujeres.

Esta semana y las siguientes, tenemos “girando” un plantel estupendo de mujeres:

Gema Caballero en El Dorado (Barcelona) el próximo jueves, 7 de octubre.

La joven cantaora granaína Gema Caballero y el guitarrista barcelonés Pedro Barragán se reencuentran con la afición catalana en El Dorado
Ambos artistas, en plena progresión, no actuaban juntos en Catalunya desde los festivales de Nou Barris y 30 Nits de Sabadell de 2007.

Gema Caballero (cante) y Pedro Barragán (guitarra).
Jueves, 7 de octubre 2010, 20 h.
Centre Cívic Parc Sandaru (Buenaventura Muñoz, 21. 08018 BARCELONA).

La cantaora Gema Caballero (Granada, 1979) acaba de obtener un nuevo éxito en el espectáculo “Cuando las piedras vuelen”, de la bailaora Rocío Molina, recién presentado en la XXX Bienal Flamenca de Sevilla y a punto de emprender una amplia gira internacional.

Desde que en 2005 fue becada por la Fundación Cristina Heeren, Gema Caballero ha desarrollado una extensa línea de colaboración con destacadas figuras del baile, como Mario Maya, Antonio Márquez, José Barrios, Rafaela Carrasco, Concha Jareño, o, en el caso más reciente, Rocío Molina. Pero no por ello deja de ser una cantaora muy personal en el cante alante.

Sus cualidades vocales: amplio registro y excelente afinación, junto al conocimiento del repertorio clásico, y a un buen sentido de ritmo, practicado ampliamente en sus distintas colaboraciones para el baile, le permiten abordar una gran variedad de estilos que ejecuta siempre desde un sonido personal.

Tras el Festival Flamenco de Nou Barris ( 2005 ) y la programación flamenca del Festival 30 Nits, en 2007, ambos artistas han actuado en lugares tan diversos y relevantes como el Festival Voix de Femmes de Paris, el Teatro Bretón de los Herreros de Logroño o las peñas Pastora Pavón, de Sevilla, o Enrique Morente, de Oviedo.

A su vez Pedro Barragán (Barcelona, 1979), formado en el Conservatori Superior del Liceu de Barcelona, y la Fundación Cristina Heeren de Sevilla, donde actualmente ejerce como profesor de guitarra, tiene una larga trayectoria como guitarra de acompañamiento. Ha acompañado, tantos a artistas consagrados como a los de su generación, siendo en la actualidad uno de los guitarristas habituales de la cantaora Carmen Linares.

Rocío Márquez y Calixto Sánchez, en el Auditorio Nacional de Música, Sala de Cámara (Madrid), el próximo viernes, día 8 de octubre. Más información AQUI.

— 000 —
La cantaora, Virginia Gámez

Por otra parte, en Málaga estará Ana Pastrana en la Peña Bonaire (Málaga) el día 8 de octubre;  Paqui Corpas, con la guitarra de Andrés Cansino y la conferencia de Rafael Silva, en la Peña Flamenca La Malagueña (Málaga) el día 9 de octubre: Virginia Gámez con Curro de María, en la Peña Flamenca La Soleá de Campillos el domingo 10 de octubre; y La Lupi, el día 15 de octubre, en la Peña C. Puerta Blanca, de Málaga.

Salud

El flamenco en Barcelona… chipén

Esta Sociedad Flamenca de Barcelona, “El Dorado“, parece una cosa seria y muy, muy aficionada. La Porverita no conoce su local -el ambiente y la atmósfera de una sala son importantísimos para escuchar y vibrar con el cante flamenco-, pero está encantada y muy sorprendida con su programación de actuaciones flamencas.

Desaparecidas las sesiones flamencas de la Sala el Juglar, en Madrid, voy a tener que trasladarme casi todos los jueves -que mi bolsillo permita- a la capital catalana.

Probablemente me acerque por allí -gracias a que tengo familia para darme cobijo- para escuchar y ver “de cerca” la actuación de Gema Caballero (jueves, 7 de octubre) y ya me gustaría acudir al concierto inaugural de la temporada –Luis el Zambo– y a todos los que tienen programados pues, por 10 Euros, ningún cabal aficionado al buen cante puede poner excusas para no acudir a la Sala de la Calle Buenaventura Muñoz, 21… todos los jueves del año.

Voy a ver si… puedo arrastrar a todos mis sobrinotes “polacos” a esta sala para que escuchen flamenco. La afición a la música -primer requisito para que acabe gustándoles el flamenco- ya la tienen. ¡Preparaos, sobrinotes, que llega la “tieta majareta” a Barcelona!

— 000 —

Información completa sobre la primera actuación programada por El Dorado “Sociedad Flamenca Barcelonesa”

Luis El Zambo, carismático cantaor de Jerez, inaugura con un recital el nuevo curso de El Dorado, Sociedad Flamenca Barcelonesa.
Al toque del guitarrista Fernando Moreno, desplegará el compás y la hondura que le acreditan entre los mejores exponentes de la genuina escuela jerezana.


Más información AQUI


Luis Fernández Soto, Luís El Zambo (cante) y Fernando Moreno (guitarra).
Jueves, 30 de septiembre de 2010, 20 h.
Centre Cívic Parc Sandaru (Buenaventura Muñoz, 21. 08018 BARCELONA)


A Luis El Zambo, se lo cantó Miguel Poveda en las bulerías que compartieron en Zaguán, álbum referencial del cantaor catalán: “Como lo siento, como Luisito El Zambo lo busco y no lo encuentro. Corre por las venas…” Valdría entre las mejores definiciones, desde luego poéticas, del duende proverbial en el flamenco, y más aún del propio compás por bulería.


Luis El Zambo (Luis Fernández Soto. Jerez de la Frontera, 1947) es, en efecto, uno de los mejores cantaores, y a la vez más representativos, de la escuela cantaora de su ciudad natal. En su figura, el conocimiento profundo de cantes a considerar entre lo mejor del flamenco, tal el caso de su repertorio por siguiriyas, se aúna con la vitalidad popular que alienta los cantes de Jerez.


Por Soto y Fernández, desciende o está emparentado con buena parte de las grandes figuras históricas del cante en Jerez: los legendarios Manuel Torre y Tía Anica la Piriñaca, Juanichi el Manijero, los Sordera, Tío Borrico, Sernita de Jerez, Terremoto… De ellos, ha heredado y cultiva cantes como la siguiriya de Juanichi, inmortalizada por Tía Anica, y sobre todo un portentoso compás.


Suele ser una figura destacada en festivales flamencos, como sus primos José Mercé, Manuel Agujetas o Vicente Soto, Sordera. Ha grabado dos discos que cabe calificar de imprescindibles: Al compás de los Zambos (1999) y Gloria bendita (2005). Pero sin menoscabo de su proyección artística, sigue aferrado a la vida popular de Jerez y a la pescadería que heredó de su padre.


Lo genuino y ancestral del cante flamenco de Jerez tiene en Luis El Zambo a uno de los exponentes más irreductibles y emblemáticos. En este recital con el que inaugura un nuevo curso de El Dorado, Sociedad Flamenca Barcelonesa, podrá gozar de la intimidad entre cabales, de la atención, la sensibilidad y el ambiente propicio a un cantaor con el carácter que a él le distingue.


Y, sobre todo, se explayará con el toque fraternal del también jerezano Fernando Moreno, a quien por querencia a la escuela de su tierra, la Catedra de Flamencología galardonó con la Copa Jerez. A juicio de Norberto Torres, en Fernando Moreno se da “la complejidad en lo sencillo, lo difícil que reside precisamente en lo fácil, lo que las mejores técnicas del mundo no consiguen captar si no se instalan precisamente allí, en los Barrios de Santiago o San Miguel”.


El Dorado, Sociedad Flamenca Barcelonesa, tiene por finalidad promover el goce, el conocimiento y la divulgación del Arte Flamenco. Para ello, organiza actuaciones de artistas flamencos, así como conferencias, cursos, audiciones y proyecciones audiovisuales, con particular atención a los aspectos del Arte Flamenco relacionados con la vitalidad creativa y la historia cultural de Barcelona y, en general, Catalunya.

Cuando las piedras vuelen…

Cuando las piedras vuelen… volveré al Teatro de la Maestranza para ver un espectáculo de danza en la Bienal de Sevilla.

Venía yo tan sana-sanota y tan contenta de mi Málaga marinera y montaraz, y pongo los pies en Sevilla y en su teatro de la Maestranza y… me pongo mala.

Me duele la garganta, moqueo y tengo un humor de perros. El aire acondicionado del teatro es insoportable, pero peor es la falta de respeto y responsabilidad de la organización de la Bienal con los visitantes fieles y tempranos.

Me refiero a mi entrada: comprada con muchísima anticipación, un descuento rídiculo y un precio nada barato para una localidad de visibilidad espantosa y reducida… a la mitad izquierda del escenario.

Gracias a que había visto el espectáculo maravilloso del baile de Rocío Molina en Madrid, en los Teatros del Canal, donde por bastante menos dinero… ví el espectáculo completo.

Cuando me han sentado en mi butaca me he dado cuenta de mi error y ya sabía todo lo que me iba a perder: no he visto -en ningún momento- a los guitarristas, ni las imágenes proyectadas en la pantalla del fondo, casi no he podido ver las interpretaciones de mi cantaora favorita –Gema Caballero– y hasta me he perdido un número completo de la bailaora/bailarina, y en otros, Rocío entraba y salía de mi campo de visión.

Es algo lamentable que sólo puedo achacar a que sólo se ponen a la venta con anticipación las peores localidades. Mi amiga Marina, a la que le ha pasado lo mismo que a mí, pero en el otro lado, está que trina: lo que ella se ha perdido ha sido mucho peor, porque ella no ha visto una de las mejores cosas del espectáculo: las estupendísimas palmeras-percusionistas.

En fin, que “Vengo de los Verdiales” y a los verdiales volveré; porque lo que es al Teatro de la Maestranza…, me lo pensaré diez veces.

La Porverita no quiere despedirse tan agriamente sin volver a recordar que no hay bailaora que le guste más que Rocío Molina, y que este espectáculo de “Cuando las piedras vuelen” le parece su mejor creación y más original. De su danza no puedo decir más que: que gozo siempre con su movimiento sorprendente y preciso, con sus ocurrencias y sus creaciones originalísimas hasta el detalle; que esta muchacha es el movimiento puro que nunca falla.

Y que… me muero de gusto cada vez que la veo bailar esos descarados y chulescos “tangos” donde suena un homenaje al Chaqueta: “Ábreme la puerta Peña, Peñaaaaaaa” que… la Porverita se ha cogido un enfriamiento y un cabreo pa’ no volver a entrar aquí.

Y… -“Gema, que te quiero ver cantar, a ti solita en una sala pequeñita.”

Salud, que yo me voy a tomar unas aspirinas y a la cama.
Mañana… a la UNIA

Gran cantaora, la Gema Caballero

Dentro del erial de actuaciones flamencas -cuidadas- del ferragosto madrileño, se anuncia un nuevo espectáculo en la Sala Pradillo de Madrid: “Por si acaso amanece“, que estará desde hoy, miércoles, hasta el sábado, dentro de un ciclo que suelo frecuentar en agosto: La otra mirada del flamenco.

No sé nada del espectáculo, ni sé si lo puedo recomendar aquí…, pero el leer el nombre de la cantaora granaína, Gema Caballero, me ha decidido a arriesgarme.

A Gema, que la habré escuchado miles de veces cantando atrás -para el baile- la descubrí en el último espectáculo de Rocío Molina, “Cuando las piedras vuelen“, donde su voz templadísima y poderosa, dejaba a La Tremenditaarrinconaíta

Me dijeron en Barcelona que Gema es muy tímida, pero en el espectáculo de la bailaora malagueña me admiró su poderío y su aplomo cantaor: una de esas voces que no me hacen sufrir, pues desde que abre la boca y la escuchas cantar, sabes que va a hacer lo que quiera con ella y que va a llegar a donde quiera, sin que parezca que fuerza la máquina.

Escuchad a Gema Caballero por soleares, con la guitarra de Pedro Barragán (Logroño 2007)