El legado de Ángel Lacalle

Juanjo Gil – Ángel Lacalle – Manolo Rodríguez

Ayer nos volvimos a juntar en el Colegio Mayor Isabel de España flamencos y amigos de Ángel Lacalle, fallecido hace muy poco tiempo.

Era un momento temido por La Porverita: el del reencuentro con el Festival Flamenco que Ángel dirigía, pero sin «ángel». El recuentro con la amiga y viuda del amigo: Ángeles; y con todos aquellos buenos amigos que siempre escoltaban a la pareja y que acudían solícitos a las convocatorias de nuestro activista flamenco y artístico.

Como un padre previsor y solícito, antes de marcharse, nos dejó la «comida» preparada y caliente en el horno: la programación flamenca, siempre tan sorpresiva, especial y excelente, del Festival Flamenco Tío Luis el de la Julina, en el Colegio Mayor Isabel de España.

Ya hablaré en otro momento de las actuaciones flamencas que haya visto.

Hoy quiero hablar del emocionante acto de ayer tarde, en el que todo el mundo que conocía y trató a Ángel Lacalle lo recordó, lo aplaudió y lo extrañó muchísimo. Las sentidas palabras de su amigo y escudero en estas lides flamencas: Juanjo Gil; las de la autoridad flamenca que le pasó el testigo de este veterano festival universitario, Manolo Ríos Ruiz y las siempre entrañables y generosas palabra de María Luisa, la que fuera durante muchos años directora del Colegio y valedora del Festival Flamenco y de la gestión de Ángel.

Todos queríamos consolar a la viuda, pero nuestros esfuerzos resultan todavía vanos. Fue tremendo ver a todos los hombretones que compartían afición y amistad con su marido, con los ojos a punto de reventar en lágrimas, o escuchar cómo se le quebraba la voz al hijo de Ángel, cuando recogió y agradeció la placa y el recordatorio que el Colegio le tributaba a su padre.

Va a ser inevitable que cada vez que acudamos a este festival o a las Jornadas de la Fortuna nos acordemos del amigo, y volvamos a sentir el golpe de su pérdida.

Yo personalmente me acordaré de él cada vez que vea una fotografía flamenca antigua, artística o de autor, o… un precioso grabado de una mujer sujetando una guitarra.

Porque amigo mío: ¡habrás dejado profunda huella!

Un durísimo golpe

No acabo de reaccionar.

Ayer me enteré de la muerte de un buen amigo y buen flamenco que no había visto en los últimos -pocos- meses. Yo pensaba que era yo la que andaba desaparecida, pero era él el que estaba tocado de muerte: Angel Lacalle.

Ni siquiera me había enterado de su enfermedad, y me parece como si lo hubiera visto hace bien poco tiempo. Creo que le comenté la muerte de mi madre, y recuerdo un comentario suyo, de comprensión, por haber pasado por este trago él mismo. En mi recuerdo, siempre lo recordaré joven y sano.

Ha debido ser algo fulminante, y una no se acostumbra fácilmente a estas pérdidas súbitas, y de amigos entrañables y relativamente jóvenes, con los que compartía afición flamenca.

No me acostumbraré a no verlo en el Colegio Mayor Isabel de España; lo echaré mucho de menos en los saraos flamencos «elegidos» que frecuentábamos. Será insustituible en las Jornadas Flamencas de La Fortuna (Leganés). No volveremos a discutir amigablemente -sobre todo en el coche- sobre nuestras respectivas manías.

No es justo que te hayas marchado tan pronto y tan rápido. ¡Qué solos nos dejas! ¡Cómo te vamos a echar de menos! ¿Qué vamos a hacer sin ti?

Me gustaría dedicarte un cante muy jondo, pero no me saldrían las palabras.

Descansa en paz, amigo.

Festival Flamenco del Colegio Isabel de España

Comienza la primavera en Madrid, y también algunos de los ciclos flamencos preferidos de la Porverita.

La semana que viene, cuando los flamencos terminen de cantar saetas, empezará lo bueno.

El Colegio Mayor Universitario Isabel de España, que fue mi residencia en el último año de mi carrera universitaria, programa la 12ª edición de su Festival Flamenco «Tío Luis el de la Juliana», y siempre es una delicia escuchar cante o toque en un salón de actos, recoleto y pequeño, muy cerca de los artistas.

En esta edición, el plato fuerte es El Pele, al que se le otorgará, el primer día, el Premio Tío Luis el de la Juliana 2010, y los demás días, baile flamenco… que me van a permitir escuchar, por fin, el cante de Pedro Obregón, aunque sea cantando para el baile. ¡El cante va de Córdoba, señores!

Y en paralelo, una exposición de fotografía: «Evocación de Pilar López«, de la Colección de Ángel Lacalle.

Siempre voy muy a gusto a este Colegio Mayor y a su festival flamenco, por su programación en teatro pequeño, por su absoluta gratuidad, y por recordar viejos tiempos de colegiala universitaria con sueños, todavía intactos.

Efemérides y recomendaciones flamencas.

Estoy descuidando demasiado mi «barrio» flamenco, y lamento profundamente que se me haya pasado una efeméride como el 120 Aniversario del nacimiento de mi adorada Pastora Pavón «Niña de los Peines», acontecimiento que no ha pasado por alto el periodista Alberto García Reyes: ABC (10/2/2010) Escuchad a Pastora Pavón –Audio

http://www.goear.com/files/external.swf?file=9903d60
—————————————————-

Por otra parte, queda ya poco tiempo para la celebración del Festival de CajaMadrid, en su edición de 2010. De todo lo programado, lo que más me apetece a mí es: la actuación y la entrega del galardón flamenco «Calle de Alcalá» a Enrique de Melchor (16/2/2010) y el Homenaje a los Pelaos de Madrid, con la actuación de Tony El Pelao y La Uchi (17/2/2010) en el Teatro Circo Price.

Y entre las actividades paralelas en la Casa Encendida, la actuación de Manolo Franco (23/2/2010) y la Mesa Redonda dedicada a Rafael Romero (24/2/2010)

————————————————–

Todavía estamos a tiempo de visitar la Exposición de fotografías de Pilar López -colección de Angel Lacalle– en la Escuela de Amor de Dios, pero queda poquito tiempo: hasta el día 20 de febrero.

Flamencas en blanco y negro

En las próximas fechas se van a celebrar un par de Exposiciones fotográficas que tienen mucha enjundia.


La primera tiene como protagonista a La Repompa de Málaga y el ambiente flamenco que la rodeó, y se inaugurará el próximo viernes, día 27 de noviembre, en la Peña Juan Breva de Málaga.

Se trata de la colección fotográfica de Paco Roji y Paco Fernández que yo tuve ocasión de ver el pasado mes de septiembre en la Sede de Turismo Andaluz.

Creo que es muy interesante contemplar los reflejos de una época del flamenco -en blanco y negro- que todavía tenía cierto «glamour» y sentido lúdico, sin perder el aspecto solidario y convivencial entre artistas y colegas.

A mí me encantó, y espero volver a verla cuando baje a Málaga para la Semana de Verdiales de la Peña Juan Breva. Y esta vez… me llevaré la cámara para hacer alguna foto… de las fotos de mi heroína.
———————————————-


La segunda se celebrará en el Barrio de la Fortuna (Leganés) en la Sala de Exposiciones de la Junta Municipal del Distrito de la Fortuna, con el título de «Evocación a Pilar López» y forma parte de las actividades programadas dentro de las «XVI Jornadas Flamencas de La Fortuna».

Del 14 al 19 de diciembre
Sala exposiciones JMD La Fortuna
Expo Photo
Evocación a Pilar López.

Esta la puedo recomendar sin haberla visto, sabiendo quién es el comisario o coleccionista de las fotos –Angel Lacalle – y los autores de las fotografías de la bailarina: Annemarie Heinrich; Ibáñez ; Juan Gyenes ; Apers y José Caballero.