Valladolid y Málaga flamencas (8.2.2013)

Pues resulta que este viernes 8 de febrero, hay dos cosas muy interesantes (y diferentes) a las que me apetecería acudir, pero estos nuevos horarios de trabajo, estos fríos invernales y el insomnio rebelde que padezco, me tienen muy baja de forma.

En Valladolid actúa una cantaora que no conozco, pero que viniendo de las programaciones de Antonio Benamargo y su Gira Flamenca del Norte, tiene todas las garantías de ser algo bueno. Seguro. Se trata de Celia Romero, ganadora de la Lámpara Minera 2011, del Concurso de La Unión. Y encima le acompaña la guitarra que siempre he disfrutado y admirado de Paco Cortés. ¡Vaya programa bueno que tienen los amigos de la Seguiriya de Valladolid!

Celia Romero


Por otra parte, en el Ateneo de Málaga, ese mismo viernes 8 de febrero se presenta un libro nuevo de dos investigadores, aficionados y maestros (que se apañan cantando flamenco también): Miguel López Castro y Manuel López García. Se trata de un librillo sobre Adolfo el Cuchillero, cantaor malagueño del que yo sólo conozco que haya tratado Pepe Luque.

Actúa una panda de verdiales, la panda Arroyo Gálica, que siendo muy nueva y muy joven, llevan un carrerón estupendo y que acompañados de maestros, amigos fiesteros y de la enorme afición de los miembros de la panda, hacen que aquello que hacen suene a verdadera “Fiesta de Montes”.

No perdérselo, y que alguien me guarde un libro del Cuchillero pa’ que luego la Porverita se lo lea, y no llegue a hablar de él (por más que me guste) en este blog, por falta de cualidades e inspiración. Todavía tengo pendiente hablar del libro de estos mismos autores malagueños sobre Gitanillo de Vélez, libro buenísimo, con fotografías de quitar el sentido, y un estudio pormenorizado del contexto flamenco de la carrera de Gitanillo que me ha enseñado muchísimo sobre los ambientes flamencos de los años 70s en Málaga.

Espero poder vencer mi “galbana”, mi timidez y reserva (ja ja jaaaaa) a hacer crítica literia y mi falta de inspiración para contar algo de lo que Miguel y Manolo investigan sobre el flamenco malagueño.  ¡Dios me de fuerza! 😀

Cuchillero

Crónica de las Jornadas Flamencas de Valladolid

Hemos recibido con mucho agrado y mucha envidia -salvo lo relativo al aguacero y aparato eléctrico- la crónica de lo acontecido en las Jornadas Flamencas de Valladolid que acaban de clausurarse.

No sólo han tenido a grandes artistas flamencos -de los buenos-buenos-, sino que han podido escuchar a los finalistas del próximo Festival del Cante de las Minas. ¡Qué bien se lo montan los “castellanos”! Espero poder sacar tiempo al año que viene para volver a visitar a los flamencos castellanos, a los amigos de la Peña La Seguiriya, el Museo de Escultura y… la bodega de El Mozart.

Os dejo con la crónica de Pedro Sanz, director de las Jornadas Flamencas de Valladolid.

Valladolid, se estremece entre soleás y mineras.

Una vez más ha quedado palpable la afición al flamenco que existe en Valladolid. Las Jornadas Flamencas “Ciudad de Valladolid”, a pesar de llevar poco tiempo, -siete años-, realizándose, están demostrando un alto grado de solidez, madurez y respeto que los aficionados de Valladolid saben valorar, para ello, se ha mantenido el mismo formato con que nacieron, ofrecer una visión que va desde, el flamenco más ortodoxo con, digamos más joven, que facilite el acceso a las nuevas generaciones que se van incorporando a este arte. Viendo que a las Jornadas se dan cita un público de los más heterogéneo, cabales y simples aficionados, con amantes de otras músicas.

La coqueta sala Miguel Delibes del Teatro Calderón, ha acogido los recitales de José Valencia, Carmen de la Jara y Canela de San Roque, dentro del plano artístico y, el fotógrafo Paco Sánchez, Estela Zatania y Manolo Bohórquez, nos han deleitado con un ciclo de conferencias, que han ido desmenuzando, con todo lujo de detalles, la parte histórica de este arte, muchas veces desconocida y adulterada, “Retratos del Flamenco”, “Festeros y Chuflas, la otra cara del flamenco” y “Los olvidados de la historia del flamenco”, han sido los títulos de las conferencias que han congregado numeroso publico, en una hora poco flamenca, siete de la tarde, y un calor de justicia.

Abrió la edición de este año, en lo que respecta al cante, el cantaor José Valencia acompañado a la guitarra por Miguel Iglesias, el portento de José Valencia, cantaor de atrás que defiende su merecido lugar “alante” en un mercado limitado para el cante clásico. Interpretó soleáres, cantiñas, siguiriyas y bulerías, con ese empaque que le caracteriza y que gusta a los aficionados de cierta edad.

Carmen de la Jara, es una cantaora incansable, su recital estuvo cargado Carmen cantó como no podía ser de otra forma, por Cádiz, con esa sal sonora que imprime a las soleares y bulerías de esa tierra, la gracia de sus tangos y tanguillos, y las juguetonas alegrías que se balancean como olas que van a morir a la Caleta. Excelentemente acompañada por Antonio Carrión.

El Canela de San Roque, el gitano de la voz de oro, como le dicen, llego a Valladolid con ganas de agradar a un publico expectante por oírle y, a fé que lo consiguió, canto por soleares, magistral por siguiriyas torreras, cargadas de jondura, dramatismo, doliéndose en cada tercio. Siguió, por fandangos, malagueña del Mellizo, taranta, bulería por soleá y bulerías, muy bien acompañado por la guitarra de Antonio Carrión. Un pero: el recital, nos pareció corto.

Cerró las Jornadas, Luis Fernández Soto Luis El Zambo, esta vez, no tuvimos que sufrir las penurias de que lloviera. Acompañado por la guitarra de Fernando Moreno. “El Tío Luis”, dio un recital “clásico de Jerez”, soleares, siguiriyas, Taranto de Manuel Torre, tonás, para desgranar un rosario de fandangos, soleares marca de la casa, para cerrar la actuación haciendo sus personalísimas soleas por bulerias y bulerias. Todo el recital el Tío Luis, estuvo en flamenco, comunicándose con un público entregado que le jaleaba a cada cante.

Unos de los momentos más sorprendentes y curiosos vividos de las Jornadas, fue el pasado domingo día 27 en el Patio de San Benito, con la actuación de los participantes en las pruebas selectivas al 50º Festival del Cante de las Minas. Minutos antes del comienzo de las pruebas, se hizo entrega de Reconocimientos del Excmo. Ayuntamiento de Valladolid al Hermano Terán responsable de la Sala Borja de Valladolid, por su apoyo y aportación al flamenco en nuestra Ciudad y al 50º aniversario del Festival Internacional del Cante de las Minas que, recogió el Director del Festival y Concejal de Cultura de La Unión D. Julio García, quien tuvo palabras de agradecimiento para el Ayuntamiento y aficionados.

Una fuerte tormenta de agua y material eléctrico, obligó a suspender las pruebas de forma temporal, hasta buscar una ubicación que permitiera su continuación. El público se resistía a irse, y aguantaba estoicamente a que escampara, a la vista de intenso aguadacero, se improviso los pasillos del Patio de San Benito, para reanudar las pruebas. Un detalle flamenco que, en un futuro dará que hablar.

Pedro Sanz.
Fundador y Coordinador de
Jornadas Flamencas “Ciudad de Valladolid”

VII Jornadas Flamencas de Valladolid

Esta tarde-noche comienzan en Valladolid las séptimas Jornadas Flamencas, con la presentación del libro de Paco Sánchez y un recital de José Valencia.

Todavía no se me ha olvidado lo bien que lo pasé el año pasado con los “chicos” de la Peña la Seguiriya de Valladolid. Lamento no poder volver este año a charlar con ellos y contarles mis descubrimientos flamencos referentes a Luis Marín (el cautautor flamenco malagueño, malogrado y represaliado en los años 70s del que me hablaron ellos).

Es admirable el empeño que le ponen los cabales castellanos al disfrute y difusión del arte flamenco andaluz y… levantino. Os animo a que os deis una vuelta por la ciudad de Valladolid -que es preciosa- y sobre todo por su magnífico Museo de Escultura.

Os dejo con la información oficial de las Jornadas:

VIIº JORNADAS FLAMENCAS “Ciudad de Valladolid” (Información)
Monográficas al Festival Internacional del Cante de las Minas.

Celebración, del 22 de junio al 2 julio de 2010 Día, 14 de junio 2010

Presentación por Dña. Mercedes Cantalapiedra, Concejala de Cultura, Comercio y Turismo del Excmo. Ayuntamiento de Valladolid de las VIIº Jornadas Flamencas Ciudad de Valladolid

Martes, 22 de junio.
A las 19:00 Horas en el Salón Miguel Delibes del Teatro Calderón
Conferencia y presentación de libro “
Retratos del Flamenco” por su autor Paco Sánchez, fotógrafo, escritor, periodista, conferenciante investigador y director de flamenco radio de RTVA

A las 20:00 Horas en el Salón Miguel Delibes del Teatro Calderón
Recital Flamenco a cargo del Cantaor, José Valencia, acompañado a la guitarra por Miguel Iglesias

Miércoles, 23 de junio.
A las 19:00 Horas en el Salón Miguel Delibes del Teatro Calderón
A cargo de la flamencóloga, escritora, critica, investigadora,
Estela Zatania, que disertara sobre “Festeros y Chuflas” la otra cara del Flamenco

A las 20:00 Horas en el Salón Miguel Delibes del Teatro Calderón
Recital Flamenco a cargo de la cantaora, CARMEN DE LA JARA acompañada a la guitarra por Antonio Carrión.

Jueves, 24 Junio.
A las 19:00 Horas en el Salón Miguel Delibes del Teatro Calderón
A cargo del flamencólogo, escritor, critico, Investigador,
Manuel Bohórquez, que disertara sobre “Los olvidados de la historia del flamenco”

A las 20:00 Horas en el Salón Miguel Delibes del Teatro Calderón
Recital flamenco a cargo del cantaor Alejandro Segovia Camacho “Canela de San Roque” acompañado a la guitarra por: Antonio Carrión a los jaleos y compás “Canela Hijo”


Domingo: día 27 de junio a las 20:30 horas PATIO SAN BENITO:
Entrega por Dña. Mercedes Cantalapiedra, Concejala de Cultura y Turismo del Excmo. Ayuntamiento de Valladolid, reconocimiento al
Festival Internacional del Cante de las Minas por su 50 aniversario.

Entrega por Dña. Mercedes Cantalapiedra, Concejala de Cultura y Turismo del Excmo. Ayuntamiento de Valladolid, Hermano Theran, la Sala Borja por su aportación, apoyo al Flamenco.

Pruebas Selectivas al VIIº Festival del Cante de las Minas, en la modalidad de cante, baile y toque.

CANTE:
Pedro Bermejo Plata “Pedro Peralta” (Cáceres)
Sara Salado Palomo (Jerez de la Frontera)
Miguel Pérez Ortega. “Miguel Ortega” (Sevilla)
Cristina Soler Gago. (Huelva)

TOQUE:
José María González Bonilla “El Mami” (Madrid)

BAILE:
Inmaculada Aranda Espejo (Córdoba)
Cristian Pérez Sanchidrian (Madrid)

Guitarrista Oficial de las Prueba: Antonio Muñoz Fernández

Jurado Formado Por: Fco. Paredes, Pepe Cros y Fco. Severo

Viernes 2 de Julio PATIO DE SAN BENITO

ACTUACIÓN DEL CANTAOR: LUIS EL ZAMBO, acompañado a la guitarra por Fernando Moreno y grupo de palmeros.

La Carmen en… Valladolid

He recibido con alborozo la noticia del premio que la Cátedra de Flamencología de Jerez le ha otorgado a “mi” Carmen favorita: a Carmen de la Jara y a su disco -y de Antonio Barberán– “Tesoros del cante antiguo gaditano

Me alegro un montón por estos amigos gaditanos y por lo que significan los cantes de Cádiz para la Porverita, aunque los “Fandangos de Macandé” sean más malagueños que gaditanos -no se enfaden, que es una broma y una petición para que Cádiz considere un poco lo que los cantes de Macandé le deben a Málaga.
También me alegra que se la conozca mejor fuera de su tierra, y con buen criterio, Pedro Sanz y los amigos de Valladolid la han programado en sus nuevas Jornadas flamencas, que van a celebrarse los días 22, 23, 24 y 27 de junio, y el 4 de julio. La acompañará Antonio Carrión, y espero que le vuelva a pedir que cante aquella nana inolvidable que les escuché en San Sebastián de los Reyes.
Niños de Valladolid: “no perderse a la Carmen, a la Carmen de la Jara y a su Carrión”

CARMEN DE LA JARA acompañada a la guitarra por Antonio Carrión.
Fecha: 23/06/2010 20.00 Miércoles
Lugar: Salón Miguel Delibes del Teatro Calderón Valladolid Castilla y León
VII Jornadas Flamencas Ciudad de Valladolid

Carmen de la Jara, en la Caña de Curro Dulce, del disco premiado por los de Jerez.

http://www.goear.com/files/external.swf?file=80e9e33

La Seguiriya de Valladolid

La Seguiriya de Valladolid no es una nueva variedad de ese cante básico que, personalmente, me gusta más que el cocido madrileño.

La Seguiriya es el nombre de la Peña flamenca de esa ciudad castellano-vieja, con algunos de cuyos socios eché un ratito muy bueno, durante las Jornadas Flamencas de Valladolid. Bueno, un ratito de charla, claretes y rememoraciones.

Les alabo el gusto al elegir el nombre de su peña, porque no me gustan los nombres que sólo le hacen homenaje a un sólo cantaor/a -salvo quizá la Peña Juan Breva-, porque me gusta ese cante a rabiar, pero es que además son la mar de simpáticos y acogedores.

Quiero dar las gracias, por la hospitalidad flamenca y castellana tan amena, a Pedro Sanz -director de las jornadas flamencas, que año tras año trabaja sin descanso y sin remuneración para llevar a Valladolid el mejor flamenco-, a Antonio Montaña -mi personal Beatriz en los vericuetos flamencos de su ciudad-, a Rivero, a Juan, al Presi de la Peña y a Miguel -que en su charla me abrió otro frente de investigación del flamenco comprometido de los años 70.

A los flamencos de la Peña de Toro, al Director del Festival del Cante de las Minas que andaba por allí haciendo honor a la afición castellana, a mis amigos José María Velázquez y Nieves, con los que eché también un ratito muy ilustre e ilustrativo, durante su charla en el Teatro Calderón, y, a la mañana siguiente, en el magnífico Museo de Escultura de Valladolid, que no podéis perderos: os cogéis al AVE y en menos de 1 hora estáis en el centro de la ciudad. Además comprobaréis lo bien qué se come y se bebe en esa ciudad.

Y por último, quiero agradecer la hospitalidad del genial anfitrión y propietario del Hotel Mozart de esa ciudad, que recibe y agasaja con los mejores vinos y vituallas, en la Bodega del Mozart -como la llaman- a todos los visitantes y artistas flamencos que recalan en Valladolid.


Yo tenía intención de visitar un templo del flamenco que me apetecía mucho conocer desde hace tiempo, y que en mi programa de festejos había señalado la fecha de la actuación de Paco Taranto con Manolo Franco en él; se trata del Café España, pero, desgraciadamente, no pude acercarme en esas fechas y perdí mi última oportunidad de conocer el lugar en dónde celebraba la Peña la Seguiriya sus reuniones flamencas. Me contaron que el inmueble se ha vendido, el alquiler no se ha renovado y el café ha sido cerrado. ¡Qué pena!

Seguro que esa gente flamenca de Valladolid, tan ardientemente aficionada y tan emprendedora, encontrarán otro magnífico sitio para recibir a sus artistas. Después de conocerlos, estoy segura de que iré por aquellos lares en más de una ocasión.

Con ellos compartí la estupenda actuación de Jesús Méndez y Miguel Salado en una pequeña y recoleta sala, dentro del magnífico complejo del Teatro Calderón de Valladolid.

Estaré muy pendiente, al año que viene, para volver a visitar el buen flamenco que programa Pedro Sanz en sus Jornadas Flamencas, para volver a charlar con los amigos, y que Miguel me pasé una copia de las grabaciones que tiene de Luis Marín, un cantaor aficionado de origen malagueño con el que compartió afición, aventuras y persecuciones en el Madrid de los años 70s.

Os pongo la programación de este año, para animaros a acudir al año que viene. Así de bien hace las cosas Pedro Sanz: precios asequibles y populares -lo absolutamente gratuito no lo valora nadie- y buenos intérpretes y conferenciantes.