Mayo (y junio) flamenquísimo en Madrid

Cartel SAN ISIDRO FLAMENCO-2014 - copia


La Porve siempre resucita el primero de Mayo, y desde hace mucho tiempo es el día que inaugura para mí el año.

Pues habrá que esperar al día 9 de mayo para que el Capullo de Jerez me acabe de “despertar” del todo. Este maravilloso cantaor de Jerez abrirá el ciclo flamenco, que nos ofrece Antonio “Benamargo” (que Dios nos lo conserve largos años al frente de programaciones flamencas) en la Sala García Lorca de la Fundación Conservatorio Flamenco Casa Patas (que es completamente diferente a la programación del tablao Casa Patas que funciona regularmente en la planta baja).

Esta sala, que ya conozco, es buenísima para escuchar flamenco en el ambiente de los cabales: es pequeñita (no caben ni 100 personas), son actuaciones acústicas (sin megafonía) y hay que reservar por teléfono (91 429 84 71). Los precios son populares para los tiempos que corren y lo recoleto del local (entre 18 y 25 euros bien aprovechados).

La nómina de cantaores que va a pasar por la sala es de vértigo, empezando por el final: Luis el Zambo (21 de junio), Rocío Segura, José Valencia (14 de junio), José de la Tomasa, La Cañeta de Málaga (7 de junio ¡No me la vuelvo a perder!), Talegón de Córdoba, Pansequito, Aurora Vargas (30 de mayo), La Tobala, Remedios Amaya (22 de mayo), Duquende, David Carpio, Miguel de Tena (con la guitarra de mi admirado Manuel Herrera) y rompe el hielo del invierno madrileño, el Capullo de Jerez (9 de mayo).

La presentación de este ciclo va a celebrarse en la Sala Cossio de la Plaza de las Ventas, el 23 de abril a las 12.30. ¡Toros y flamenco! ¡Vaya tandem más castizo!

En fin, habrá que ir apartando dinerico y energías para pasar todas las semanas de mayo y junio por la sala García Lorca de Madrid (C/Cañizares, 10. portal. 2ª planta)

Nos vemos con salud y flamenco hondo.

Los mejores planes flamencos en Madrid

Hoy, por fin, voy a conocer uno de esos nuevos espacios que se han abierto en Madrid para el flamenco.

Al parecer reúne las condiciones de sala (pequeña) que me gustan a mí. Y también me gusta mucho la programación, algo diferente a lo que nos tienen acostumbrados los programadores y peñas madrileñas.

Hoy tendría que haber actuado en la Sala García Lorca, en la Fundación Casa Patas (Cañizares, 10 2ª Planta) Mariana Cornejo o Mariana de Cádiz, a quien perdimos irremisiblemente hace poco (descanse en paz nuestra simpática y entrañable cantaora gaditana). Para consolarnos un poco, nos traen a otra cantaora gaditana de las buenas: Encarna Anillo. Datos sobre este evento.

Esto es hoy y yo no me lo pierdo. Pero amarraos los machos con lo que viene la semana que viene: Miguel Ochando (el viernes 29 de noviembre) y Miguel Lavi (el sábado 30 de noviembre): una maravillosa guitarra de Granada y el cante nuevo de la savia de Jerez (de la Plazuela).

A ver que nos prepara esta sala para diciembre. El comienzo no ha podido ser mejor.

Hay que reservar, que aquello es pequeño y se llena.

image_12869_portada2_1762710844093195713

Un soberbio Niño Josele en el Auditorio Nacional

Y digo lo de soberbio, por su actuación, concierto y ejecución, ayer viernes, en la Sala de Cámara del Auditorio Nacional de Música (15 de noviembre, 2013), porque, la verdad, el muchacho es de lo más humilde y simpático que me he echado a la cara.

Nino Josele - Auditorio 01

Ayer por la tarde vi, con mis propios ojos, cómo el flamenco entraba en los reductos selectos de la música clásica… por derecho propio. El Niño Josele nos ofreció un recital-concierto de guitarra impecable y ameno; con resonancias jazzísticas pero indudable flamenquería.

Es un artista enorme y un gran músico que ayer llevaba un grupo de acompañantes (cante, coros y palmas, bajo y percusión) que arroparon maravillosamente a la guitarra, sin estorbarla, sin taparla y sin robarle protagonismo. Nunca antes había visto un conjunto tan bien medido y tan bien ensamblado. Felicito a los tres muchachos que cantaron, porque se les escuchaba fenomenal y no hicieron, en ningún momento, gala de sus potencialidades vocales o cante gritado que tanto me molesta. El sonido de la sala, estupendo. Estos músicos saben sacarle partido a esta sala, pensada para la música de cámara, y no nos castigaron con una amplificación innecesaria.

Y del toque, composiciones y ejecución del Niño Josele … ¿Qué decir? Que me gusta todo lo que hace y compone: es una mezcla modernísima (con resonancias jazzisticas) muy originales y muy flamencas, y nada molestas ni para el público del flamenco, ni para los aficionados al jazz. Todos aplaudimos a rabiar. Y sé qué había aficionados al jazz, porque éstos no esperan para aplaudir a que termine la “pieza”: aplauden a los solistas cuando están finalizando una ejecución que les gusta. 🙂

Ayer era un día repleto de actuaciones flamencas en Madrid: Tomatito estaba en el Colegio San Juan Evangelista y había buenas actuaciones en Casa Patas, la Peña Duende y no sé cuantos sitios más, pero la Sala de Cámara se llenó y nuestros protagonistas se llevaron una ovación potente y larguísima.

Creo no equivocarme (y si lo hago, rectificaré), pero para mí, es la mejor actuación flamenca que he presenciado en los cinco años  de frecuentar el ciclo Andalucía Flamenca en el Auditorio.

Os pongo, el texto del programa (inspirado, como siempre) del escritor y experto flamenco, José María Velázquez-Gaztelu.

Nino Josele - Auditorio 02

Otoño flamenquísimo en Madrid (Fundación Casa Patas)

Correos electrónicos y noticias como ésta, me hacen saltar de alegría en la silla, y si no, ved la lista de cantaores y guitarristas que nos tiene preparada la Fundación Casa Patas (y Antonio Benamargo) a una hora bastante razonable para los madrugadores que no estamos todavía en el paro, y por un precio para todos los bolsillos: de 15 a 20 Euros.

Salvo el día 15 de noviembre, que coincide con la entrada que tengo para escuchar al Niño Josele en el Auditorio Nacional (Sala de Cámara), no voy a perderme ni una. Tendré que romper la hucha, pero me lo voy a pasar de perlas.

Flamenco en la Fundación Casa Patas

En otro orden de cosas, antes de llegar a esta estupenda programación flamenca, tenemos una cita solidaria en el Auditorio de Comisiones Obreras, el día 29 de octubre a las 20 horas: Flamenco por Curro de Jerez (que necesita mucha ayuda). Estupenda ocasión de ayudar y socializar (en directo no en las redes sociales) con el todo-flamenco-madrileño y mundial. 🙂

Y por cierto, los anuncios que puedan aparecer debajo de los artículos, no tienen nada que ver conmigo. Es el precio que hay que pagar (a WordPress) por utilizar gratuitamente su plataforma. 😦

Choni… la Carbonera

Ficha técnica del espectáculo flamenco "La Gloria de mi madre"  (Choni Cía Flamenca)

Ficha técnica del espectáculo flamenco “La Gloria de mi madre” (Choni Cía Flamenca)

El domingo pasado estuve disfrutando (muchísimo) del mejor espectáculo flamenco-flamenco que he visto en los últimos años: en el Teatro Caser Calderón de Madrid (2.6.2013)

Es una verdadera lástima que esta, que llaman, capital del flamenco no llene teatros y auditorios con obras tan “rebuenas” y de tanta calidad artística. O no se enteran bien “las gentes” (a pesar de las entrevistas en los programas flamencos de Radio 3 y Radio Clásica) o no hay verdadera afición flamenca en Madrid.

Cuatro artistazos/as en el escenario y otra entre bambalinas (la directora Estrella Távora) me hicieron disfrutar, admirar y reirme hasta decir basta. Guitarrista y director musical (Raúl Cantizano), cantaora y letrista (Alicia Acuña), bailaora y coreográfa (Asunción Pérez “Choni”) y el actor y alma de la risa tonta que me entró (Juanjo Macías), estuvieron magníficos y soberbios, cada uno en su papel.

La obra realmente desternillante, en la que además de “la Gloria” actuaban también cantaora, tocaor y bailaora flamenca, estuvo magníficamente trabada con una música, cante y baile flamencos no sólo impecables sino de una calidad muy superior a las que me tienen acostumbrada figuras de primera línea del arte flamenco.

Y encima, además de reirme a mandíbula batiente, me tuvieron soltando continuos oles a las maravillosas faenas de cante, toque y, sobre todo, baile flamenco de la mejor especie, aderezados de una bis cómica que se agradece muchísimo en estos tiempos de amarguras y sobresaltos.

Para rematar la experiencia (que tardaré en olvidar): sentirme transportada en el tiempo al escenario de un café cantante de principios del siglo XX, ya que el patio de butacas del teatro (con muy buen criterio) lo habían convertido en el salón de uno de aquellos locales finiseculares, con sus mesitas y sillas pegadas al escenario.

No pude evitar acordarme, todo el tiempo, de Concha la Carbonera y de su compañera La Escribana montando aquellos números cómicos, no sólo de mucha gracia sino de maravilloso baile, en el Café del Burrero sevillano; y contemplaba, arrobada, el baile de La Choni a quien imaginaba convertida en la reencarnación de la simpátiquisima Carbonera, con sus justísimos pies, su braceo, sus manos y… su graciosa interacción con músicos y espectadores.

¡Cómo ha podido pasarme desapercibida esta maravillosa bailaora sevillana! Choni la Carbonera será, a patir de ahora, para mí.

La Choni 01

Cañeta en estado puro

Cañeta en estado puro” No lo digo yo, lo dice Ramón Soler al final del apartado Diario de una grabación, del libro-disco “La Cañeta de Málaga, José Salazar , La Pirula“, del que es coautor junto a Paco Roji (Málaga. 2013)

Libro con grabaciones antiguas, recientes y en directo de La Cañeta de Málaga y de su esposo, José Salazar, más que recomendable: imprescindible. Apenas he comenzado a leerlo, pero los CDs (uno dedicado a Salazar, con grabaciones desde 1959 a 1984, y otro dedicado a la Cañeta, con grabaciones antiguas de su discografía, pero sobre todo ocho cantes grabados en el 2011), llevan sonando todo el día por toda la casa: dormitorio, salón, cocina y corredor. Ya estoy deseando escucharlos, a todo volumen, en el coche. 🙂

En una primera escucha, me impresionaron las “seguiriyas” de La Cañeta, que podéis escuchar AQUI. Y luego aluciné en colores, cuando leí (narradas por Ramón) las circunstancias de esta grabación tan insólita.  Por lo visto, cuando ya tenían las grabaciones de marzo 2011, del disco de La Cañeta para revisar y editar, a Alfonso Queipo de Llano se le ocurre pedirle a la cantaora malagueña un experimento: cantar por seguiriyas, cuando la Cañeta nunca había hecho este cante.

La malagueña que no se arredra ante nada, se va pa’ su casa con su mari’o y se pone en sus manos (José Salazar sí que tiene hecho y grabado este palo). Así que unos meses después, (el 16 de junio de 2011), vuelve al estudio con la guitarra de Chaparro de Málaga y podéis juzgar por vosotros mismos si esta gitana no ha salido victoriosa del envite y es capaz de cantar… lo que le de la gana.

Termino con la cita de Ramón Soler sobre este acontecimiento:

Muchas veces uno se plantea si un joven de veinte años tiene motivos para cantar por siguiriyas, si solo se queda en la armazón de la música y en las modulaciones de la voz. Cañeta lleva toda la vida en el arte y ahora va a cantar por primera vez por siguiriyas porque tiene espesura vital para eso. “Ahora sí”, como diría Paco Valdepeñas. Tras los acordes rotundos de Chaparro que la centran y dan seguridad, Cañeta dice tres cantes donde pone el alma al desnudo, tres cantes que transmiten una vida vivida intensamente, con sus dolores y sus gozos. Eso no es un disco más de flamenco, es mucho más que música; es vida hecha voz, ritmo y nervio. Ya era hora: Cañeta en estado puro.

¡Qué buenas ídeas y qué buen juicio tiene Alfonso Queipo! Todos debemos estar agradecidos de sus… atrevimientos.